Así es hacer turismo en la nueva normalidad

Para no tener casos de Covid, sector aplica medidas especiales de higiene durante los recorridos
Así es hacer turismo en la nueva normalidad
Foto: Demian Chávez
04/10/2020
11:24
Alma Gómez
-A +A

La nueva normalidad como consecuencia del Covid-19 también ha transformando la experiencia turística de los visitantes a la ciudad de Querétaro. Estos tradicionales recorridos ahora se realizan a 50% de su capacidad, sin descensos en los puntos turísticos y por supuesto bajo estrictas medidas de salubridad.

Los trabajadores de este sector reportan una baja de 70% en sus ingresos económicos desde que la pandemia llegó a la entidad.

Adaptarse o morir

A casi tres meses de reactivar sus actividades turísticas, los trabajadores de los tranvías en Querétaro se enfrentan a una nueva forma de cautivar a los turistas y además evitar que se contagien de Covid-19 en sus instalaciones.

Para lograrlo, el gremio tuvo que adaptarse a las disposiciones oficiales de las autoridades de salud para garantizar que los viajes en tranvía sean seguros.

Entre las medidas más importantes, que ya todos conocemos en la llamada nueva normalidad, está la revisión de temperatura, el uso obligatorio de cubrebocas y la sana distancia entre cada uno de los turistas.

Para lograr el último punto, Gabriela Viornery Espinosa, directora de Transportes Turísticos de Querétaro, explica que cada tranvía opera a 50% de su capacidad total, limitando así el número de turistas en estos paseos.

Además de respetar las medidas básicas de salubridad, los guías de turistas, conductores y demás trabajadores involucrados en la experiencia de viajar en tranvía, han transformado por completo la forma en que ofrecen esta experiencia.

Por ejemplo, la repetición constante de las indicaciones sanitarias, como el uso de cubrebocas y la sana distancia, se ha convertido ya en el discurso oficial en cada uno de los recorridos.

“Hasta ahora no hemos tenido casos evidentes de coronavirus, sólo un único caso de una persona que tenía un poquito alta la temperatura y le pedimos por su salud y la de los demás que por favor se resguardara, que cuidara mejor de su salud.

“También, a veces tenemos que pedir a las personas que no se quiten el cubrebocas, que respeten la distancia.

“En fin, repetir una y otra vez esas indicaciones ya se ha convertido en parte de nuestros discursos oficiales, tan importantes como la explicación de los espacios turísticos”, relata.

Otro de los grandes cambios en los recorridos turísticos a bordo de un tranvía es que no se permiten los descensos para visitar más de cerca los puntos de atracción, debido a que cada unidad está completamente sanitizada antes de que los turistas suban a la misma.

“Tratamos de que los recorridos sean lo más similares a lo que ya conocíamos desde antes, sin embargo sí hemos tenido que adaptarnos a esta nueva realidad; por ejemplo, uno de los cambios más importantes es que ya no están permitidos los descensos en los sitios turísticos, esto se debe a que las unidades siempre son completamente sanitizadas antes de recibir a los turistas, entonces, si se baja y sube lo que se puede provocar es contaminarla.

“Esto ha hecho que los recorridos sean un poco más cortos, tienen una duración de alrededor de 45 minutos, pero tenemos salidas cada hora, queremos mantener un servicio durante todo el día”, manifiesta Viornery Espinosa.

Pérdidas económicas

Gabriela Viornery recuerda con tristeza lo difíciles que fueron los tres meses de resguardo, en los que ninguno de los trabajadores de tranvías tenían permitido trabajar. Aunque se dice contenta con la reactivación de los recorridos, reconoce que las pérdidas económicas han sido muchas.

Calcula que reciben sólo 30% de las ganancias que normalmente percibían. Es decir, la pérdida en sus ingresos económicos es de 70%.

“Poco a poquito vamos recuperándonos. Aunque todavía es bastante lento, confiamos en que con el cambio de semáforo también vaya mejorando la economía en el estado.

“Creo que actualmente recibimos sólo 30% de los ingresos que recibimos antes de la contingencia, es menos de la mitad, porque podemos recibir sólo la mitad de turistas, todo eso afecta.

“Aunque nos sentimos afortunados de poder cumplir con los sueldos, los gastos de operación, que es lo mínimo necesario, somos 17 personas las que hacemos funcionar este sector”, dice.

La directora de Transportes Turísticos de Querétaro pide a los turistas tener confianza en los prestadores de servicio, confiar en que los trabajadores de tranvías realizan su máximo esfuerzo para brindarles una experiencia placentera y segura.

Comentarios