Refuerzan refugios por frío

Metrópoli 31/12/2015 00:39 Actualizada 01:09

Debido a la situación climática que se tiene en la zona serrana del estado, la diputada Atalí Rangel, representante del Distrito 15, informó que está trabajando de manera coordinada con los gobiernos municipales en los albergues, toda vez que hay comunidades en “extrema alerta” por las bajas temperaturas.

Actualmente se tienen disponibles dos albergues en la Sierra Gorda, uno de ellos en la cabecera municipal de Landa de Matamoros, con capacidad para 49 personas, y otro en la cabecera de Jalpan, para 48. En ambos se contempla una cama por persona.

Mientras que en Pinal de Amoles se buscará construir uno para 50 u 80 personas, con apoyo del DIF.

“Se está pensando que en el DIF podamos proveer de mobiliario para generar uno; en Landa y Jalpan ya lo tenemos listo para alguna emergencia de este tipo, ojalá que no (…). Tanto como suficientes, pues no [lo son], pero estamos pensando en el plan B, que serían las escuelas, para no trasladar tan lejos a las personas”.

De acuerdo con la diputada, hasta el momento se ha realizado la entrega de 4 mil 300 cobijas en las diferentes comunidades de las cinco ciudades que conforman la zona serrana, además de afirmar que se está trabajando en la concientización de la ciudadanía, brindando información sobre las acciones a tomar en esta temporada.

Una de las ciudades más vulnerable al frío es Pinal de Amoles, toda vez que al menos en 18 comunidades se tiene la alerta extrema en cuanto a las inclemencias del tiempo, toda vez que se espera que registre temperaturas de hasta cero grados centígrados; aunque recordó que esta misma situación ocurrió el año pasado, sin que se presentaran mayores afectaciones.

“En Pinal de Amoles se concentran 18 comunidades que están en extrema alerta, 18 comunidades donde se esperan temperaturas de cero a un grado [centígrado]. El año pasado también hubo temperaturas muy bajas y no hubo la alarma como se pensaba, pero ya se está previniendo”, dijo la diputada.

Apuntó que en el marco de la entrega de apoyos, también se genera un acercamiento “real y directo” con los habitantes, a efecto de conocer las necesidades más apremiantes de sus comunidades, con la finalidad de impulsar gestiones que lleven al mejoramiento del entorno que rodea a las familias.

“Sabemos de las condiciones en las que viven las familias de las comunidades más alejadas, donde incluso el acceso a las mismas es difícil, de tal forma que estamos sumando voluntades y apoyos que permitan alentar la convivencia familiar, y que los niños y niñas puedan contar con un incentivo en estas fechas decembrinas, por ello vamos a seguir impulsando este esfuerzo”, dijo.