23 / junio / 2021 | 00:52 hrs.

Toman precauciones por posibles derrumbes

Metrópoli 31/10/2012 18:04 Actualizada 18:39

Ante el riesgo de desprendimientos de rocas cercanas a viviendas de Lomo de Toro, se analiza la posibilidad de realizar labores de anclaje de estas piedras, mediante al apoyo de Protección Civil del Estado, que declaró como zona de alto riesgo a dicha comunidad.

Fue en el 2010 cuando se registraron deslaves en la parte alta de la comunidad, ocasionando que rocas cayeran sobre casas de la zona, sin que se registraran pérdidas humanas; luego del incidente, el municipio anticipaba la reubicación de los habitantes, que se negaron a abandonar sus hogares.

Son 11 las familias que cuentan con vivienda en esta zona irregular y que pretendían ser reubicadas por la administración presidida por Gustavo Nieto a través del Instituto de la Vivienda (IVEQ).

La lejanía de sus hogares en Cerro Gordo y las reducidas casas que pretendían entregar a los habitantes de Lomo de Toro, hizo imposible su reubicación por lo que se buscaron nueva estrategias para mantenerlos fuera de peligro.

Al respecto, el actual secretario de Gobierno, Vicente Pérez, señaló que de acuerdo a los estudios de la zona la dirección estatal de Protección Civil planteó como opciones iniciar trabajos de desprendimiento de rocas pero implicaba igualmente un riesgo para las viviendas de la comunidad.

Recientemente, fue evaluado el problema por autoridades de Protección Civil Municipal y la Secretaría de Seguridad Ciudadana, planteando la opción de anclar las rocas que se encuentran en riesgo de caer.

El secretario de Gobierno apuntó que para lograr el anclaje de las rocas se requerirá el apoyo técnico de la Secretaría de Desarrollo Urbano, con cuyo titular Lázaro Aguilar, se estará analizando la opción en el mes de noviembre.

El anclaje de las rocas explicó, será posible mediante la colocación de concreto inyectado en cada piedra, por lo que se requiere de una empresa experta en estas maniobras.

Incluso el funcionario municipal dijo que ya se analiza una empresa dedicada a estas labores, están evaluando la condición en la que se encuentran las rocas en riesgo de derrumbarse en Lomo de Toro, y luego de la examinación definirá el monto económico que se requiere para sujetarlas.

“Dependiendo del precio que establezca esta empresa es como definiremos si trabajamos con ella, pero aquí interviene el análisis de la Secretaría de Desarrollo Urbano” dijo Vicente Pérez

Con base al estudio realizado por esta empresa, el municipio también definirá el monto que se requiere con el objetivo de presupuestarlo y poder comenzar con los trabajos para asegurar las rocas en Lomo de Toro.

Aunque son 11 familias las que se encuentran en esta zona de riesgo, el secretario de Gobierno agregó que se pretende especialmente proteger las viviendas de 3 familias, que se ubican justo en la parte baja de las rocas a punto de caer.

Advirtió que el peligro de derrumbes incrementa con la erosión de la tierra producida por las lluvias, por ello consideró urgente intervenir en la zona antes de que comience el siguiente periodo de precipitaciones