Suman más de 700 infracciones a conductores de transporte público

Metrópoli 30/12/2015 00:54 Actualizada 01:07

En lo que va del año, la Policía Estatal ha realizado más de 700 infracciones a conductores del transporte público, así lo informó el director de la Policía Estatal, Ángel Rangel Nieves, quien detalló que de ese número, 378 infracciones corresponden a taxis y 335 a colectivos.

En este sentido, el funcionario señaló que es importante que tanto autoridades como concesionarios trabajen de forma coordinada con la intención de hacer consciente al operador de la unidad de lo significativo que es mejorar el servicio y respetar las normas.

“A los colectivos, son 335 infracciones, el resto que serían 378 es a los vehículos de transporte público pero de tipo de taxi. Parece que son pocas infracciones, sin embargo, no es la cantidad, sino es el impacto que debe tener en los prestadores de este servicio. Cuando nos dedicamos a prestar un servicio y nos están observando a través de estos folios, que andamos mal, me parece que algo se tiene que hacer y esto es un trabajo que le corresponde tanto a la autoridad como al concesionario y como al mismo conductor de estas unidades”.

Rangel Nieves refirió que la Policía Estatal pondrá especial atención al desempeño vial que tengan los conductores del transporte público con el objetivo de evitar accidentes, no obstante, señaló que es importante la participación de la ciudadanía, quien a través de la denuncia puede ayudar a inhibir conductas inadecuadas por parte de los operadores, a quienes también consideró como servidores públicos.

“Creo que también los conductores son servidores, creo que los conductores llevan una responsabilidad muy importante como es 30 o 40 personas a bordo de una unidad, conviviendo en las vialidades con más vehículos, con más autobuses y creo que esta es parte de una participación conjunta, el transporte público, la autoridad y el ciudadano. No podemos dejarlo a que el gobierno sea el que norme, el que regule y que los demás estemos jugando al gato y al ratón haber si no nos vieron”.

Expresó que el verdadero juez de la actuación de los servidores públicos y en este caso, de los choferes del transporte público, debe de ser el ciudadano. Dijo que el endurecimiento de las penas para los choferes infractores no será suficiente si los ciudadanos no avanzan en la cultura de la denuncia y con base en ello, las autoridades aplicaran rigurosamente la ley:

“No es tanto que se endurezcan las penas, es que todos levantemos la voz y que todos digamos: ‘no es el servicio que yo quiero’, y entonces tendrían que ser las autoridades las que tuvieran que estar ejerciendo acciones de aplicar un folio de infracción porque algo estuvo mal hecho o bien, de trasladar a la persona al Ministerio Público, porque además de haber cometido una infracción, te resistas a acatar o entender que esto se está haciendo porque la regaste y porque además llevas personas contigo, que es una gran responsabilidad”, dijo.

En este sentido, detalló lo ocurrido con el chofer Francisco Marco Uribe, operador de la unidad 958 de la ruta 17, perteneciente a la empresa Taxibuses, quien fue detenido por varios elementos de la Policía Estatal el pasado lunes, después de haberse pasado un alto y haber agredido y hecho caso omiso a las indicaciones de los oficiales.

Ángel Rangel explicó que al detener al operador, los policías le aplicaron un folio de infracción, y es en ese momento cuando el chofer del transporte público agrede física y verbalmente a los oficiales, por lo que proceden a someterlo para llevarlo a la Agencia del Ministerio Público.

Dicho suceso fue captado por varios usuarios y difundido a través de las redes sociales.