3 generaciones vendiendo chiles secos

30/03/2013
12:29
-A +A

En los locales 436, 437 y 484 del mercado Escobedo, en el municipio de Querétaro, se ubica chiles secos y especias “Don Pedro Guante”, establecimiento que desde hace 46 años ha sido el sostén económico familiar de tres generaciones.

María del Rayo Rodríguez, una de las comerciantes, compartió que su tío abuelo Pedro Guante fue quien fundó el negocio. Actualmente es atendido por María, su madre, su hermana y a veces por los más jóvenes de la familia.

La vendedora de chiles narró que el negocio se fundó desde que el actual mercado estaba situado en la Plaza Constitución. A la fecha el sitio es reconocido por sus clientes que vienen de diversos sitios con la finalidad de comprar el ingrediente para sus platillos.

Para María, sus clientes más fieles son los que viene desde su pueblo natal o desde alguna ranchería, pues aseguró que son ellos quienes consumen cantidades por hasta 40 kilos; en tanto los que provienen de la ciudad compran en menores cantidades, pues únicamente adquieren el producto que ocuparán para la comida del día.

“Afortunadamente mis verdaderos clientes, los que viene del rancho, me consumen por kilos; la gente que viene de la ciudad adquiere gramos; todo es negocio pero la gente que consume kilos sabe dónde comprar”, enfatizó.

Agregó que quienes vienen desde los ranchos son sus mejores clientes y es por ellos que el negocio ha sobrevivido al paso del tiempo, “en los ranchos hacen mole para festejar muchas cosas y en esos lugares la fiesta es sinónimo de mole, por eso sobreviviremos”.

Además de los clientes locales, al establecimiento llega clientela internacional, quien —asegura María— opta por llevar el mejor chile seco de la entidad.

“Tengo clientes que vienen del extranjero cada seis meses, desde Alemania y España; a Estado Unidos se lo lleva mucho la gente que va a visitar a su familiares o quienes vienen de vista también se llevan sus chiles, pues están hechos con base en un proceso de deshidratación que permite su mayor conservación”.

Una de las características del emblemático negocio son sus 46 años de vida, pues la calidad también es uno de sus mayores distintivos; “la calidad es el éxito de nuestro negocio, los clientes lo saben”, afirmó María.

En chiles secos y especias “Don Pedro Guante” se alberga una variedad de 16 chiles, que en su mayoría son transportados de diversas regiones del país y de Tequisquiapan.

María del Rayo explicó que cada chile tiene su lugar de origen y, de acuerdo con el clima del lugar, conservan un sabor particular; “por ejemplo, desde mi punto de vista, el chile pasilla que viene de Tequisquiapan es el mejor, yo le digo a la gente que es el mejor del mundo; los chiles ancho y mulato vienen de Dolores Hidalgo y de San Luis de la Paz; el guajillo, de Zacatecas”.

Pero a pesar de que en el país hay sitios que se dedican a la producción del chile seco, María aseguró que hay mucho comercio que favorece la venta de productos importados; lo que significa una fuerte competencia para quienes venden chiles nacionales, ya que las importaciones tiene menor costo.

La locataria refirió que la competencia es de índole mercantil, pues en cuanto a calidad, la ventaja es para la producción nacional.

“Hay mucha importación de China, Chile, Perú y Argentina; pero el sabor no se compara, porque el clima en esos países no es adecuado, sin embargo compiten en el negocio, pero no en la calidad ni en el sabor de los chiles”, concluyó.