Saqueo a ductos, atemoriza en Cazadero

Metrópoli 29/10/2012 17:50 Actualizada 17:50

Los habitantes de la comunidad de Cazadero tienen temor a denunciar la presencia de personas ajenas, que resultan ser chupaductos, manifestó el delegado de la localidad, David Ochoa.

“Sabemos que el robo a ductos es un delito delicado y peligroso, todos estamos expuestos a este problema”.

En menos de dos años se han registrado por lo menos 7 fugas de combustible se han registrado tras la presencia de “chupaductos” en la zona, por lo que calificó está situación como una bomba de tiempo.

De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), la comunidad de Cazadero es el principal punto en el que los “chupaductos” operan, pues en los tres últimos años, fueron detectadas 25 tomas clandestinas en esta localidad, de un total de 62 halladas en todo el territorio de San Juan del Río.

El delegado de la comunidad dijo que por la zona pasan 4 ductos de (Petróleos Mexicanos) Pemex; todos ellos, han registrado robos de combustible a través de tomas clandestinas, que son clausuradas y que vuelven a ser abiertas por los delincuentes.

“Prácticamente la comunidad se encuentra en el centro de los ductos, son 4 los que pasan por esta zona y van entre 5 y 7 derrames en los dos últimos años” dijo el delegado.

Recordó que 2 años atrás se registró una fuga de combustóleo, luego del saqueo a un ducto; este explicó, fue uno de los derrames mas graves, debido al volumen de combustible vertido por un camino que estuvo a punto de contaminar el agua de un bordo.

Los derrames de combustible han causado daños a parcelas, mientras que el de combustóleo, afectó tierras ejidales, que actualmente rehabilitadas por personal de PEMEX, para evitar mayores afectaciones al subsuelo.

Además del daño ambiental que han generado las fugas producto de los saqueos, preocupa a la población el riesgo al que se enfrentan constantemente, y temen un incidente mayor que pueda cobrar vidas.

“Estamos preocupados y asustados también porque algo vaya a suceder, porque es peligroso que se registren tantas fugas de combustible y que han dañado además a las zonas de cultivo”, dijo David Ochoa.

Los pobladores intervienen con su denuncia, sólo cuando perciben el olor de combustible que los alerta de una fuga y que incrementa el riesgo de contingencias.

Aunque todas las dependencias de seguridad han estado presentes cuando se detectan derrames o saqueos a ductos, el delegado considera necesario incrementar la vigilancia en la zona para prevenir mas “ordeñas”.

Las autoridades de Seguridad Física Pemex y elementos del ejército mexicano sí han estado presentes en la comunidad cuando se hacen las denuncias, pero el delegado insistió en que se ofrezca mayor vigilancia por parte de la Secretaría de Seguridad Pública tenga mas presencia para protección de la comunidad.

Agregó que un módulo permanente de la SSPM sería conveniente para desalentar el robo a combustible “Cazadero está en peligro al ser la última comunidad del municipio, porque colinda con Hidalgo y Estado de México”.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública Raúl Rosales, aseguró que diariamente se realizan rondines en la comunidad a manera de prevención, pero reconoció que la corporación está imposibilitada a realizar otro tipo de acciones de vigilancia en la zona, ya que frenar este tipo de delitos compete a la federación.

“Hay que ser puntuales, el robo a ductos es un delito federal y nosotros sólo podemos trabajar de manera conjunta con el Ejército Mexicano y con Seguridad Física y la Agencia Federal de Investigación, pero no podemos hacer más” indicó el secretario.

Aunque el delegado de la comunidad precisó que es poca la vigilancia que regularmente se brinda a Cazadero, el titular de Seguridad Pública insistió en que hay presencia de una patrulla, pero reconoció que acude a la localidad con el objetivo de frenar riñas entre habitantes y el vandalismo que pudiera registrarse.

Rosales Ramírez también desestimó la instalación de un módulo de seguridad en la comunidad, como lo propone el delegado, al considerar lo innecesario, “desde mi perspectiva son inoperantes los módulos y en esta comunidad ya hay vigilancia” asentó.