Aumentan casos de hepatitis

Metrópoli 29/10/2012 22:42 Actualizada 22:42

En lo que va del año, la Secretaría de Salud en el estado ha registrado 311 casos de hepatitis, 19 más de los reportados al cierre de 2011.

Mario Cesar García Feregrino, titular de la dependencia, informó que en septiembre pasado se registró la primera muerte a causa de la enfermedad, se trató de un menor varón de 5 años en la comunidad de San Miguelito, en la delegación de Santa Rosa Jáuregui en la capital.

Explicó que de enero a septiembre del presente año, en el estado se han presentado 18 brotes de la infección, siendo los de mayor consideración el de San Miguelito en la delegación de Santa Rosa Jáuregui, del que resultaron contagiadas 28 personas, la mayoría menores de edad.
Otro caso se registró en la comunidad Santa Rosa Shajai, en el municipio de San Juan del Río, con 36 niños afectados.

El resto se han repartido a lo largo del año.

Para García Feregrino, dos son los factores que han provocado el ligero incremento; por un lado el crecimiento poblacional y por el otro la contaminación de aguas negras en arroyos, refiriendo que mientras el contagio en San Juan fue de niño a niño; en San Miguelito, el origen fue un arroyo con aguas negras.

“El año pasado tuvimos 292 casos, en este van 311 casos. Está pasando la temporada, pero creemos que es el incremento poblacional que da esta pequeña variación. Las edades en que más afecta la infección son de los 5 a los 14 años, mientras que el segundo grupo va de un año a los 4 años. En el caso del niño que falleció fue porque se trató de una hepatitis fulminante en donde han complicaciones que llegan a desencadenar en la pérdida del paciente”.

Aclaró que ambos brotes ya fueron controlados y desde el 22 de octubre pasado no se ha reportado un nuevo caso.

Entre las medidas que se tomaron fue la implementación de pláticas y talleres orientados a los padres de familia para prevenir la infección y los cuidados que se deben tener cuando se presenta un caso, se hizo la entrega de yodo coloidal y plata coloidal para mantener el saneamiento básico de las escuelas.

Se solicitó que la Comisión Estatal de Aguas (CEA) para que revise la cantidad de cloración y la calidad en las diferentes comunidades, así como brigadas de epidemiología estuvieron visitando las viviendas.

La hepatitis es una afección o enfermedad inflamatoria que afecta al hígado.

Su causa puede ser infecciosa: viral o bacteriana, inmunitaria por autoanticuerpos o autoinmune, tóxica por ejemplo por alcohol, venenos o fármacos. También es considerada, dependiendo de su etiología, una enfermedad de transmisión sexual.

Los síntomas más comunes son: vómito, diarrea, intolerancia a cualquier alimento o líquido y la piel adquiere un color amarillento al igual que la orina, ante los síntomas se debe acudir de inmediato al médico por que se contagia muy fácilmente.

Existen varios virus: A, B, C, D, E, F, G. Los más importantes son los virus A, B, C y, en menor medida, el D y el E, siendo los últimos, F y G los últimos descritos y los menos estudiados.

Las hepatitis virales son las más comunes y su vía de transmisión son: virus A y E: fecal-oral, forma de transmisión más frecuente es agua contaminada: verduras lavadas con esta agua, mariscos de aguas pantanosas, por lo que la higiene es fundamental para una buena prevención. También lo puede contagiar un familiar o cualquier otra persona infectada por el virus.

Virus B y D, por vía parenteral: por transfusiones, heridas, jeringas contaminadas; por contacto sexual al estar presente los virus en los distintos fluidos corporales (semen, saliva) o por relaciones sexuales traumáticas con heridas.