Innovación Se abre paso en el sector de la ingeniería electrónica

La empresa de Gina fue pionera en ensamblar circuitos y ahora proyecta crear una marca propia de iluminación
29/08/2016
11:42
Redacción Querétaro
-A +A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Originaria de Morelia, Michoacán, hace 16 años Gina Valdés llegó a Querétaro y, junto con un socio, comenzó a ofrecer servicios de diseño de ingeniería electrónica. Fue un emprendimiento desde cero, apunta. Hoy, su empresa, DPA Services, se abre paso en la industria electrónica, brindando distintas soluciones tecnológicas.

 

 

 

Las posibilidades van desde ensambles para medidores de agua o energía, hasta luces para criptas, pasando por sistemas de iluminación para estufas, soluciones para el sector médico y lo mismo telemetría.

 

 

 

“Casi todo lo que existe en México en cuanto a ingeniería electrónica viene de Asia. Aquí se abre la oportunidad para que las empresas fabriquen sus propios prototipos, para crear productos nacionales y no tener que traer, por ejemplo, lámparas de china y aquí hacer lo demás. Que se fabriquen aquí soluciones completas”, comenta la emprendedora.

 

 

 

Los inicios

 

 

 

Gina se mudó a Querétaro en el año 2000 buscando mejores condiciones de trabajo. La empresaria considera que “en Querétaro la situación económica está mucho mejor” y ,animada por uno de sus hermanos, decidió trasladarse a la entidad.

 

 

 

Viendo el movimiento industrial y de negocios que se generaba en el estado se animó, junto con un socio, a poner lo que ella llama “una empresita”, donde se brindarían asesorías de diseño digital y circuitos electrónicos.

 

 

 

“Realmente fue como una startup, un emprendimiento desde cero. Desde no tener más que la computadora con que ya contabas y empezar a buscar clientes. Ya había algunos contactos con la industria y empezamos a desarrollar algunos clientes”, comenta.

 

 

 

Afortunadamente, dice, llegaron en un momento en el cual había mucha demanda de servicios de diseño de ingeniería electrónica, por lo que fueron bien recibidos por el sector. Iniciaron con desarrollos de hardware para el sector de electrodomésticos.

 

 

 

Gina refiere que en ese entonces las propias empresas estaban incursionando también en la parte electrónica, ya que generalmente se resolvían este tipo de situaciones de forma mecánica; fue cuando la tendencia empezó a cambiar y se comenzó a utilizar más la parte electrónica que la mecánica.

 

 

 

“Empezamos poco a poco y fuimos teniendo éxito. No empezamos ganando millones, pero nos fue bien en el primer año, tanto como para decidir seguir y empezar a invertir en equipos que nos ayudaran a realizar mejor nuestras tareas”, menciona.

 

 

 

Con el paso del tiempo, sus clientes comenzaron a solicitarles el ensamble de los diseños que ya hacían, marcando así el desarrollo futuro de DPA Services.

 

 

 

Pionera en ensamble

 

 

 

“No había esos servicios aquí en México. Tenían que mandar hacer el ensamble a Estados Unidos, a Europa o a cualquier otro lugar, pero fuera del país”, afirma.

 

 

 

Al ver la oportunidad, el equipo decidió comenzar a invertir en maquinaria que les permitiera ensamblar circuitos electrónicos en cantidades pequeñas.

 

 

 

Expone que, en cuanto a tecnología, en aquel entonces era recurrente la técnica PTH (Pin Through-Hole], que consistía en colocar un componente en una tarjeta, atravesándola.

 

 

 

Explica que con el tiempo se desarrollaron nuevas técnicas para las tarjetas electrónicas y surgió una nueva tecnología, la SMT (Surface Mount Technology) o SMD (Surface Mount Device), a partir de la cual se colocaba el componente sobre la tarjeta, sin perforar.

 

 

 

Esto permitió que los componentes fueran cada vez más pequeños —imagine un disquete para almacenamiento de datos y una memoria USB—; es así que este tipo de tecnología llevó a hacer cada vez más y más pequeño todos los productos en electrónica.

 

 

 

“Nosotros fuimos adoptando todas estas herramientas, para poder ensamblar por bajos volúmenes utilizando este tipo de tecnología, que en aquel entonces era muy novedoso. Se usaba pero para altos volúmenes. Nosotros, a través de adoptar ciertas técnicas y cierta maquinaria, logramos hacerlo en un mejor costo pero ya para prototipos. Te puedo decir que en aquel entonces fuimos la primera empresa en México que hizo este tipo de montaje para prototipos”, sostiene Gina.

 

 

 

Lo anterior permitió que las empresas que comenzaron a trabajar con DPA Services pudieran tener un tiempo de desarrollo más corto para sacar nuevos productos al mercado, pues si el proceso para hacer un prototipo les tomaba un año, ahora lo podían hacer en seis meses o incluso menos.

 

 

 

“Ahorita ya hay un chorro de empresas como la mía, pero realmente en aquel entonces sí era una tecnología poco alcanzable, tanto para el desarrollo de prototipos como para alguien que se decidiera a hacer su propio producto. Ni pensarlo”, refiere.

 

 

 

Actualmente, DPA Services cuenta con una línea de montaje superficial que puede adoptar prácticamente cualquier tipo de componente electrónico, también tiene la capacidad de aprender nuevas adecuaciones.

 

 

 

Socios comerciales

 

 

 

La compañía cuenta actualmente con una cartera de cerca de 120 clientes, desde empresas transnacionales muy grandes hasta empresas pequeñas que deciden desarrollar su propio producto.

 

 

 

Destaca que DPA Services trabaja con empresas que fabrican medidores de agua y de luz; para compañías que hacen electrodomésticos; para negocios que trabajan con telemetría; para centros de investigación; para compañías de aviación, y hasta ofrece soluciones de iluminación para criptas, de tal forma que tiene participación prácticamente en todos los segmentos del sector industrial.

 

 

 

Trabaja, por ejemplo, con un desarrollador de vivienda, en el diseño de dispositivos que miden el consumo de gas, agua y luz de forma mensual, además de que proporcionan la temperatura y la hora; cuando el habitante de la casa rebasa los consumos mensuales, el dispositivo lanza una alarma.

 

 

 

Se trata de un cliente que diseñó esta aplicación exclusivamente para las casas que construye, explica.

 

 

 

“Hay una empresa mexicana que con ellos empezamos a trabajar hace como diez años. A ellos les ayudamos a generar su propio departamento de investigación y desarrollo y el día de hoy hacen cosas muy buenas de tecnología avanzada. Trabajamos con ellos muy de cerca durante tres años, hasta que ellos pudieron tener la capacidad de desarrollar equipos de telemetría para sus clientes”, apunta.

 

 

 

Inclusive, ellos mismos se han convertido en sus propios clientes, ya que hace tres años tuvieron la idea de desarrollar su propio producto: lámparas de iluminación.

 

 

 

“Pensamos en que desarrollamos y ensamblamos productos para medio mundo, pero no teníamos un producto propio, por lo que decidimos crear nuestro propio producto”, dice.

 

 

 

De hecho, parte de los planes a futuro de DPA Services se proyectan en este aspecto, pues a cinco años la empresa prevé contar con una línea de producción enfocada específicamente a iluminación, con una marca propia.

 

 

 

Después de tres años de incursionar en el tema, Gina reconoce que se trata de un mercado difícil, al exponer que hay mucha invasión de productos de baja calidad y a precios muy baratos, pero la compañía ya ha hecho pruebas en centros comerciales, hoteles y oficinas.

 

 

 

Es por ello que confía en que en cinco años podrían estar muy bien posicionados en el mercado, con productos de alta tecnología.

 

 

 

Inversión

 

 

 

A la fecha, DPA Services suma una inversión de alrededor de 20 millones de pesos, entre máquinas, inventario de materiales, componentes electrónicos y demás. Ubicada en el Microparque Industrial Santiago, la compañía genera seis empleos directos.

 

 

 

“Tenemos una operación muy delgadita. Aquí en la administración nada más estamos Tere [Teresa] y yo. Todos los servicios como es el contador, la nómina y el manejo de elementos como la seguridad lo tenemos subcontratado con expertos”, apunta.

 

 

 

Sostiene que la empresa nunca ha dejado de crecer, ni tampoco de invertir.

 

 

 

“Lo que pasa es que vas creciendo en tecnología. Tienes que ir haciendo adecuaciones y tienes que irte enterando de todos los cambios que se van haciendo, pero el día de hoy podemos producir cien veces más que en el 2000”, concluye Gina.

 

 

 

Comentarios