IMSS restringe acceso a salas de espera

La acción obedece a un tema de seguridad sanitaria, explica el Instituto

IMSS restringe acceso a salas de espera
El IMSS señala que siempre trata de cuidar la salud de los derechohabientes.
Metrópoli 29/07/2018 02:18 Marittza Navarro Actualizada 10:54

La restricción en las salas de espera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) obedece a seguridad sanitaria, y no a una acción inhumana de parte del personal, expresó el delegado del Instituto en Querétaro, Manuel Ruiz López.

Reconoció que en la sala de espera del área de urgencias del Hospital Regional en avenida Zaragoza no pueden abrir las puertas “de par en par” pues existen riesgos de infección.

En redes sociales, y a través de quejas directas, derechohabientes han externado su inconformidad porque no les permiten ingresar a la sala de espera de urgencias, por lo que tienen que esperar en la calle, ya sea sobre el cemento de la banqueta o en el camellón, lo que les provoca incomodidad.

“Tenemos posibilidad que entre un familiar acompañando a la persona de urgencias, lo que pasa es que se metían muchas personas y se hacía un desorden adentro con la posibilidad de tener algún contagio, porque tenemos gente que llega con tuberculosis, neumonía, a veces llegaban con un enfermo y salían con tres”.

En otras entidades, y en hospitales que no son del instituto, se han registrado casos que derivan en muertes por la propagación de enfermedades en las salas de espera, “se trata de darle mejor salud a los derechohabientes, hubo en otros estados hasta muertos”.

Hasta ahora, en el IMSS de Querétaro se ha registrado el contagio de enfermedades como neumonías o gripas.

La sala de urgencias del hospital recibe un promedio de 350 pacientes diarios, lo que potencia la cantidad de personas que requieren esperar por informes; descartó que se abra un espacio adicional de espera porque el foco de infección sólo se ampliaría.

Sin embargo, el IMSS cuenta con un albergue a un costado del hospital, por lo que existen opciones para aquellos familiares que no tienen acceso a la sala.

“Es muy complicado tener gente en donde hay posibles infecciones, se están viendo opciones, definitivamente no podemos abrir las puertas de par en par ya que es en perjuicio de su salud”.

Atención a derechohabientes.

El delegado recordó que los días jueves de 9 a 10 de la mañana, en la explanada de las oficinas administrativas (5 de Febrero), celebran las mesas de diálogo con los derechohabientes, para recibir de primera mano las quejas e inquietudes respecto del servicio.

Reconoció que por las actividades administrativas y ejecutivas que realiza, no siempre tiene oportunidad de conocer directamente las problemáticas, por lo conminó a participar de este programa.

Comentarios