Exigen vendedores mediación de gobierno

Metrópoli 28/11/2015 01:50 Actualizada 02:27

Comerciantes agremiados a la Federación de Comerciantes y Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios (Fecopse) exigen la intervención del gobierno del estado ante los cinco decomisos diarios que llega a realizar Inspección municipal de Querétaro y que afecta la economía de los vendedores de vía pública.

De acuerdo con José Concepción Arteaga Lozano, presidente de la agrupación 28 de Octubre y perteneciente a la mesa directiva de Fecopse, a partir del inicio de la nueva administración municipal, han aumentado los decomisos por parte de Inspección Municipal, a cargo de Hugo Serrano Martínez.

Refirió que son unos 200 vendedores en vía pública los agremiados a la Fecopse y que no cuentan con licencia definitiva para vender, debido, dijo, a la negativa, incluso de la pasada administración, para entregarles la autorización.

Comentó que alrededor de 90 licencias han revocado el municipio de Querétaro a los comerciantes, más los cinco decomisos diarios que realiza Inspección Municipal.

“Son en diferentes delegaciones, y estos decomisos nos afectan a todos, a los 200 comerciantes que tiene la Federación, y exigimos que se paren estos; nosotros podemos esperar a que salgan nuestras licencias, pero no queremos ser afectados en el sentido de que se nos quite nuestra mercancía”, señaló.

Explicó al momento que los inspectores decomisan su mercancía, que va desde papas fritas, hasta muebles, los comerciantes deben pagar mil 800 pesos para recuperarla, lo que, dijo, en ocasiones es imposible, debido a la situación económica de cada uno de ellos.

“Es una infracción que rebasa en ocasiones los mil 800 pesos, y los mismos comerciantes dejan perder su mercancía porque no tienen dinero, es más lo que se cobra de multa que lo que van a sacar. Ya nos reunimos con el director de Inspección, Hugo Serrano, pero está cerrado y no quiere diálogo, diciendo que va a cumplir con la ley”, acotó.

Agregó que la pérdida que sufren los comerciantes por el decomiso de su mercancía va de los 500 a 5 mil pesos, dependiendo del producto que estén comercializando.