Violencia se da por ignorancia: DIF

Metrópoli 28/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

Para la directora del DIF estatal, María Eugenia Bueno Zúñiga, la causa de la violencia hacia los menores es la ignorancia, por lo que la dependencia capacita a los trabajadores de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, para que sean más sensibles ante los casos que se les presentan y puedan brindar asesoría que ayude a resolver los problemas de forma pacífica.

Detalló que el DIF estatal, de manera anual, brinda alrededor de 28 mil 150 atenciones, de las cuales 11 mil 948 son asesorías jurídicas y de éstas, 80% son canalizadas al juzgado familiar, casos que van desde un divorcio, por orfandad, hasta violencia familiar, en donde está involucrado un menor de edad.

Lo anterior, lo dio a conocer la funcionaria durante la inauguración de los cursos de capacitación brindados a trabajadores (psicólogos, trabajadores sociales y abogados) de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, quienes diariamente tienen que velar por la integridad de los niños.

“La principal causa de violencia hacia los mejores se da por ignorancia, como falta de capacidad de las personas para tener otras opciones para arreglar sus situaciones, la capacidad de arreglarlo de manera pacífica y que muchas veces son conductas que por generaciones han estado repitiendo y es lo que estamos tratando de romper, a través de estas capacitaciones, tratando de asesorar a la gente de una manera adecuada”, señaló Bueno Zúñiga.

Soluciones con sentido social

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Carlos Septién Olivares, mencionó que actualmente el derecho familiar y su litigio tienen como objetivo buscar siempre el interés de los menores.

“La materia de familia tiene en nuestros juzgados una carga laboral sobresaliente, en un año se registran 16 mil 783 expedientes, 179 mil 874 promociones y se generan 423 mil 438 acuerdos, dictándose 6 mil 767 sentencias, lamentablemente el tema más espinoso y que se incrementa más es el divorcio”, indicó.

Septién Olivares aseguró que es la sana convivencia entre las familias, la única garantía que puede generar orden social y que permite, en el caso de Querétaro, mantener el desarrollo; sin embargo, cuando la problemática se presenta se debe estar preparado para encontrar soluciones con sentido social.

La directora del DIF estatal comentó sobre la importancia de que los abogados, trabajadores sociales y psicólogos se capaciten para ser cada día más sensibles ante los casos de menores que se presentan en la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia.

“Para el DIF es importante que así como se capacitan no pierdan la sensibilidad, sus decisiones y acciones cambian la vida de muchas familias y personas, en sus manos está la vida de muchos niños que llegan buscando una última esperanza y, con el trabajo que hacen, apoyando desde su trinchera, estamos ayudando a que este estado sea seguro”, aseveró la funcionaria.

Cabe mencionar que los cursos de capacitación a trabajadores de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia se realizan cada seis meses, con el objetivo de ofrecer herramientas que ayuden a los implicados a enfrenar lo retos de las problemáticas a las que se enfrentan.

Dichos cursos de capacitación son ofrecidos por la Facultad de Derecho de la UAQ, a través de la Academia de Derecho Privado, la cual está integrada por diversos especialistas en la materia.