Piden fomentar valores y no acostumbrarse a la agresión

Metrópoli 28/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

La presidenta del DIF estatal, Sandra Albarrán de Calzada, aseguró que es necesario que la sociedad trabaje en los valores, los cuales deben ser prioritarios y fomentados hacia los hijos desde la familia, para así evitar el desarrollo de una sociedad violenta y el fenómeno del bullying.

Destacó la importancia que tiene el que los padres prediquen con el ejemplo hacia los hijos, quienes deben recibir consejos positivos en todos los ámbitos de su desarrollo, por lo que el actuar y el decir que tengan los padres hacia éstos será lo más valioso.

“Es importante poner a los valores como prioridad en nuestra vida, hacer un alto en el camino y valorar realmente lo que importa, porque a veces perdemos mucho tiempo en las redes sociales, en la televisión y dejamos de compartir con la familia e hijos tiempos que son priveligiados”, indicó.

En este sentido, la presidenta del DIF estatal refirió que para evitar la violencia, principalmente la que actualmente se está generando en las escuelas entre los jóvenes, es necesario implementar planes integrales, poniendo como eje rector a los valores.

“Tenemos que dejar de echar culpas, desgraciadamente estamos en un momento en el que estamos buscando culpables, cuando realmente no estamos actuando en congruencia, tenemos que actuar con el ejemplo, con valores, respetar a la gente”, aseveró.

Sandra Albarrán recordó el caso reciente de la muerte de un niño en el estado de Tamaulipas, por aparente acoso de sus compañeros de escuela, en donde los padres culpaban a la onstitución educativa y ésta a su vez a los padres; mientras que las redes sociales culpan al gobierno y éste a la sociedad.

“Todos tenemos la culpa”

“No debemos de acostumbrarnos a la violencia, tenemos que poner un alto todos, independientemente en donde estemos (…) todos tenemos la culpa pero nadie está actuando, tenemos que hacer un plan integral para actuar, pero no hay fórmula mágica, los valores son los que tenemos que regresar y ponerlos como prioridad en todos lo que hagamos”, señaló.

Mencionó que el incremento del fenómeno bullying es precisamente un reflejo de la pérdida de valores que se está dando en la sociedad, quien debe darle prioridad a lo que realmente vale la pena, que es la familia.

“Todos podemos hacer un cambio, sí se puede si realmente lo creemos, conscientes de ser mejores personas con uno mismo y con los demás, estamos gastando mucha energía en cosas que no valen la pena (…) cuando realmente se enfocan en una intención, en ser mejores y poner los valores con prioridad en la vida, suceden cosas mágicas”, concluyó.