Campesinos, por cambios en financiamientos

Metrópoli 28/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

Al asistir a la inauguración del Fondo de Aseguramiento Kerendarhu, en la localidad del Sauz, municipio de Pedro Escobedo, el dirigente estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Alejandro Bocanegra Montes, realizó un pronunciamiento acerca de los puntos específicos sobre la política de administración de riesgos y coberturas financieras, que debe de apuntalar el Gobierno de la República como una medida de rentabilidad económica y competitividad para los productores agrícolas.

Con la reforma profunda al campo se deben de proponer una reforma a la ley de Fondos de Aseguramientos.

Los diputados cenecistas se han sumado de manera activa en el proceso de consulta a esta reforma con el propósito de alcanzar un consenso para que el sentir de los productores y las viabilidades técnicas se reflejen en un nuevo modelo de coberturas; el sistema de servicios financieros y de administración de riesgos es el segundo eje de la Reforma Profunda al campo que la CNC ha planteado, así lo aseveró Bocanegra Montes.

El también presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario y Rural de la Legislatura del Estado reconoció que en la actualidad se cuenta un sistema de aseguramiento en el que el principal beneficiado es la banca privada, por ello la propuesta de los legisladores agremiados a la CNC es que haya recursos públicos y fondos de aseguramiento públicos; en este sentido dijo que “si no hay certeza financiera no hay posibilidad de pensar en incrementar la productividad, si no contamos con seguros de riesgos no podemos hacer competitiva ni la producción ni la comercialización, y lo más importante es que la cultura financiera de los agricultores, permita que ganemos los campesinos no la banca privada; hoy por hoy, sólo el 1.5 del total del financiamiento a la economía está dirigido al sector rural”.

Por último, Bocanegra Montes se refirió a que la participación de los agricultores es fundamental, que hoy el modelo de aseguramiento de segundo piso ha resultado ineficiente, por ello se promueve que el gobierno esté más cerca de los productores; “si alcanzamos un nivel eficiente de organización y unidad, podremos garantizar la eficiencia y transparencias en la administración de estos fondos, vamos a esperar a la Reforma que se debata en el Congreso de la Unión y luego en las legislaturas locales, sin embargo, queremos una administración de riesgos que nos permita y asegure un ingreso mínimo al final de la cosecha, que el nivel de precios de comercialización y condiciones climatológicas no afecten la economía del sector primario”.