Pide obispo de Querétaro orar por Benedicto XVI

Metrópoli 28/02/2013 00:14 Actualizada 09:21

La tarde de hoy, en punto de las 13:00 horas, las campanas de todas las iglesias, capillas y rectorías del territorio de la Diócesis de Querétaro repicarán 40 veces con la campana mayor, con motivo de la Sede Vacante que quedará a partir de esa hora, por la renuncia del papa Benedicto XVI.

Sede Vacante se refiere al periodo que transcurre desde la renuncia o muerte de un papa hasta la elección de su sucesor por parte del Colegio Cardenalicio. Lo anterior lo dio a conocer el obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, quien exhortó al pueblo a orar como muestra de gratitud por los logros alcanzados por Benedicto XVI al frente de la Iglesia católica y como petición por la pronta llegada del próximo papa.

Armendáriz Jiménez detalló que entre las instrucciones que se emitieron a todos los sacerdotes queretanos, resaltó la omisión del nombre del Papa en las plegarias eucarísticas, y que sólo se mencionara el del obispo diocesano.

Una oración en todas las misas como petición por el próximo sucesor de San Pedro y en el rezo de la Liturgia de las Horas, serán parte de cada misa que se realice durante la Sede Vacante.

Una vez que este periodo concluya, es decir, que el Colegiado Cardenalicio dé a conocer al nuevo papa, entonces “las campanas de la Diócesis serán echadas al vuelo” adelantó el obispo, quien explicó que será muestra de “la alegría de toda la Iglesia”.

El pasado 10 de febrero, Benedicto XVI anunció su dimisión del Pontificado tras casi ocho años, argumentando dificultades de salud.