Acusan falta de atención en Hospital del Niño

Metrópoli 28/02/2013 00:14 Actualizada 10:49

El exceso de trabajo del personal del Hospital del Niño y la Mujer en la ciudad de Querétaro provoca que se tengan omisiones en el servicio, por lo que algunos pacientes no reciben atención.

Tal es el caso de Fernanda García, quien acudió a esta unidad hospitalaria para solicitar atención para su hija de 7 meses de edad quien presentaba un cuadro agudo de neumonía; esperó seis horas y no fue atendida por ningún médico del nosocomio.

La madre de la menor relató que su hija tenía convulsiones, temperatura superior a los 40 grados y vómito, síntomas de los que debía estar alerta, pues una doctora que había atendido a la pequeña con anterioridad le indicó —en un principio— a la madre que en el momento que los síntomas de enfermedad se agravaran, era necesario que acudiera al Hospital del Niño y la Mujer para su atención en el área de urgencias, lo cual hizo.

“Llegué como a las 8 (de la noche) y me fui como a las dos de la mañana, no me dieron atención, la persona de la recepción nunca metió mis papeles para que la recibieran, le llaman el filtro, nunca los metió ahí”, asentó Fernanda García.

Narró que ella preguntó, se enojó e incluso reconoció que llegó el momento en que era tanta su desesperación por haber estado esperando tres horas para ser atendida, que incluso insultó al personal. “Toda la noche tuvo temperatura y el señor se portó muy grosero”.

Arturo Arcos, quien es el encargado de dar una valoración inicial de los pacientes y determinar quiénes deben ser revisados por el médico de guardia en el área de urgencias, fue quien —al parecer por un descuido— no pasó los documentos de identificación de la menor y su madre al área de triage para que un médico checara las condiciones físicas de la pequeña.

De acuerdo con el director del Hospital del Niño y la Mujer, Carlos Rebolledo, al día se tienen más de 180 casos pediátricos en el área de urgencias, sin contar los de ginecobstetricia y algunos otros, por lo que dijo que en ocasiones algún paciente tiene que esperar si no presenta condiciones de gravedad.

“El sistema de evaluación inicial en el área de urgencias que manejamos para ginecología y pediatría nos permite valorar a los pacientes que pueden esperar y los que deben de ser atendidos de inmediato. El paciente, antes de que haga cualquier trámite es valorado por un médico de filtro, este caso lo debemos de revisar porque tiene razón la señora al quejarse, su nombre no aparece en el listado de pacientes que fueron atendidos, por lo que tenemos que checar el motivo por el que esta paciente no fue atendida”, destacó Carlos Rebolledo.

El exceso de pacientes es lo que complica en muchas ocasiones la atención proporcionada por parte de este hospital, pero hasta el momento no se han recibido quejas por falta de atención, de acuerdo con el director de la institución Carlos Rebolledo.