Comerciantes semifijos lamentan bajas ventas

Metrópoli 27/12/2015 01:41 Actualizada 02:32

Tras la reubicación de comerciantes semifijos de temporada a espacios de estacionamiento para que en este espacio vendieran sus mercancías, miembros de agrupaciones como la Unión de Comerciantes de Fiestas Tradicionales manifestaron tener pérdidas este año por la “nula” venta de sus productos.

Ana Cortés representante de la Unión de Comerciantes de Fiestas Tradicionales, aseguró que debido a que la población ya estaba acostumbrada a encontrar a estos comerciantes en los jardines del Centro de la ciudad, en esta ocasión al no encontrarlos, desistieron de adquirir productos con este sector, por lo que la mayoría de los vendedores se quedó con casi el total de sus mercancías adquiridas con antelación.

Para el periodo navideño, los comerciantes que integran esta agrupación fueron instalados en un predio ubicado frente al mercado Juárez, en la avenida del mismo nombre y esquina con Artículo Tercero, pero Ana Cortés aseguró que este espacio fue perjudicial para ellos, ya que la población prefiere ingresar al mercado a realizar sus compras de temporada.

Recordó que desde la temporada de Día de Muertos las autoridades municipales determinaron la reubicación de los comerciantes que operaban en el Centro de la ciudad hacia espacios de estacionamientos, donde pocas personas pudieron encontrarlos debido a que dichos aparcamientos no se encontraban a la vista de los consumidores.

Agregó que este mismo caso ocurrió durante este periodo navideño, donde las ventas fueron escasas e insuficientes para que los cerca de 25 comerciantes pudieran recuperar su inversión.

Explicó que en promedio cada comerciante invierte hasta 70 mil pesos en la compra de artículos de temporada, recurso que no fue recuperado ni en 5% en los dos últimos periodos de venta, es decir, en Día de Muertos y en Navidad.

Ana Cortés recordó que los vendedores de temporada compran sus mercancías anticipadamente, por lo que ya contaban con estos productos mucho antes de que se anunciara por las autoridades que este año no se permitiría el establecimiento de estos vendedores en los jardines centrales, “ ya contábamos con productos de Día de Muertos e incluso de Navidad, nos tenemos que anticipar para evitar que las mercancías se encarezcan”.

Reprueban operativo. Recientemente los comerciantes de dicha agrupación fueron inspeccionados por elementos de Protección Civil e inspectores municipales, resultando el decomiso de pirotecnia que se comercializaba sin permisos entre estos vendedores.

Sin embargo, Ana Cortés aseguró que no fueron más de cinco bolsas de “cebollitas” las que los inspectores encontraron, pero sí lamentó que la revisión que se llevara a cabo de manera prepotente, ya que estos funcionarios se hicieron acompañar de elementos policiales lo que representó una amenaza para los vendedores.

“A todos nos sorprendió esta revisión que se nos hizo como si fuéramos delincuentes, la forma en que se hizo este operativo no fue lo correcto, ya de por sí estamos siendo afectados con las nulas ventas; este tipo de inspecciones de esa magnitud con la presencia de elementos policiacos sólo contribuyó a ahuyentar a los pocos clientes que se encontraban en esos momentos”.

Ana Cortés recordó que varios comerciantes ya cuentan con mercancía para las ventas de febrero, propiamente ropones para vestir a los Niños Dios y para el día de la Candelaria, pero advirtió que si este sector es reubicado nuevamente y no se le permite operar en la zona cercana a los templos religiosos, las pérdidas económicas serán inminentes.