Tiene CFE pérdidas por los ‘diablitos’

27/03/2014
12:24
-A +A

Cada año la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pierde 8% de los kilowatts-hora que genera, esto por la existencia de tomas clandestinas o diablitos que usan algunas personas para no pagar el servicio.

Así lo informó Mauricio Reyes Caracheo, superintendente de la Comisión en el estado, quien explicó que en cuestión monetaria no puede haber un estimado ya que las tarifas del servicio varían según la zona.

Estas tomas clandestinas pueden llegar a afectar el suministro de luz al no contar con los pasos técnicos recomendados.

“Nosotros estamos en 8% de pérdidas y no lo traducimos en pesos, lo traducimos en kilowatts-horas (…) las pérdidas económicas dependen del consumo, de la tarifa, de la zona”.

Y es que el costo de luz eléctrica es diferente según el área y el uso que se le dé, hay tarifas domiciliarias, industriales y comerciales (entre otras); también depende del consumo, pues entre más energía se use en un periodo, más cara es.

Es decir, el costo de los kilowatts crecen de forma exponencial de acuerdo con lo que se usa; esta medida la aplica la CFE para incentivar al usuario a racionar la utilización del fluido eléctrico.

A decir del funcionario, las tomas clandestinas han ido a la baja en los últimos años. El último dato refiere que durante 2013 fueron detectadas 3 mil 800 tomas ilegales, que permitió recuperar 3 millones de kilowatts-hora.

“El año pasado detectamos alrededor de 3 mil 800 tomas clandestinas, en todas las zonas, en todas las tarifas, no hay una zona en específico que se dedique a esto, son las zonas en general y como tenemos más clientes, tenemos más zonas de casas-habitación”.

El funcionario recordó que la CFE hace revisiones en todo el estado para determinar que se haga uso correcto y legal del servicio; sin embargo, no es posible abarcar el ciento por ciento de las regiones en un año.

“Tenemos un programa permanente para detectar usos ilícitos, desgraciadamente no alcanzamos a revisar a toda la población en un año, pero en tres años tenemos que estar revisando lo más importante”.

A aquellos que son sorprendidos robando luz, se les hace un cálculo, tomando en cuenta tiempo, zona y tipo de tarifa de su consumo y se les hace un cobro aproximado de lo que dejaron de pagar a la Comisión.

“Cuando nosotros detectamos una toma clandestina les cobramos, no es multa, lo que ha dejado de facturar, en ese momento se regularizan al pagarnos lo que nos deben por el servicio; nosotros tenemos un indicador: de lo que se vende cuánto se deja de cobrar y eso lo determinamos como pérdida”.