Critican operatividad de nueva vialidad

Metrópoli 27/02/2013 03:15 Actualizada 09:03

Automovilistas y taxistas de la capital coincidieron en un sondeo realizado por EL UNIVERSAL Querétaro, en que la obra Gran Paso Acueducto no soluciona el problema de vialidad en bulevar Bernardo Quintana.

Lo anterior, explicaron, porque el problema no radica en la zona de calzada de Los Arcos con su cruce en Bernardo Quintana, sino en los cuellos de botella formados en los distintos distribuidores que se alzan sobre el bulevar.

Javier Padilla, taxista desde hace 13 años en la ciudad de Querétaro, explicó que “el cuello de botella se forma en el retorno que va de Bernardo Quintana a Constituyentes, es decir, que esa salida está provocando que se haga congestionamiento, lo que hace falta ahí es agilizar la salida; eso sí hay que reconocer que la obra les quedo bonita, se ve bien”.

Con respecto a la apertura de los tres carriles en Bernardo Quintana, Javier Padilla —automovilista— lamentó que la gente no se haya acostumbrado aún a la ampliación, ya que la arteria es para mantener una velocidad constante, sin embargo, reconoció que los automovilistas “frenan, cuando deberían mantener una velocidad rápida”.

Asimismo, Víctor González, taxista desde hace 10 años, explicó que la cuestión de la vialidad no radica solamente en una obra, sino en la relación que deben guardar todas las construcciones viales que se proyecten en la capital.

“Si siguen dejando las mismas entradas y salidas en Bernardo Quintana, así pongan 10 carriles o 20 retornos el problema de la vialidad será sólo temporal. Mientras las salidas estén obstruidas por los que quieren entrar y salir de nada sirve que se hayan abierto los tres carriles”, dijo.

Añadió que el problema de la vialidad en Querétaro no solo corresponde a la mala planeación de las obras, sino a la llegada de personas de otros estados o del extranjero que arriban a la capital con varios automóviles.

“Yo tengo 10 años de taxista en la ciudad, y aparentemente esta es la magna obra que tanto cacareaban y supuestamente el pueblo tanto la quería; yo los invito que si tienen oportunidad a las dos de la tarde entre semana se paren exactamente en la esquina de Juan Caballero y Ocio, y Quintana. Ahí se ve exactamente el verdadero problema”, señaló Víctor González.

Por su parte, José Jesús Castro Díaz —automovilista— dijo que la obra del Acueducto es un proyecto que ha hecho del bulevar Bernardo Quintana una arteria fluida que resuelve el problema del tráfico.

“Es una obra que nadie se había atrevido a hacer, es muy buena, es algo que definitivamente nos va a beneficiar a todos los queretanos; además, con los retornos en los arcos ya no te vas a dar una vuelta innecesaria”, mencionó.

El pasado 26 de noviembre de 2012, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Sergio Chufani Abarca, recordó que en el bulevar Bernardo Quintana en su paso inferior con el Acueducto, se registraron 200 mil vehículos en total durante todo el día.

En hora pico, registran 4 mil quinientos automóviles en carriles centrales de Bernardo Quintana de norte a sur; mientras que en sentido contrario son casi 4 mil unidades.