Se quejan por parada de RedQ en Universidad

Metrópoli 26/07/2014 00:40 Actualizada 03:30

La ciudadana Fátima Saavedra Ramírez en representación de los colonos de avenida Universidad pidió que se retire una nueva parada de camión que obstruye los cinco espacios destinados para las 50 personas que habitan en la zona.

La queretana señaló que este conflicto de falta de estacionamientos comenzó desde la ciclovía en avenida Universidad.

Detalló que desde semanas atrás se instaló una parada de camión entre Rafael Osuna y Melchor Ocampo número 103 sobre avenida Universidad , enfrente de su casa, la cual desde el lunes de esta semana se habilitó, lo que impide que los habitantes de las casas puedan utilizar sus espacios determinados para poder estacionarse.

“En mi cuadra tenemos cinco lugares de estacionamiento para 50 personas que vivimos y trabajamos en esta cuadra, hay tres casas habitacionales y los demás son comercios, de esos tenemos que apañarnos para caber, resulta ser que de un día para otro nos ponen un para bus del RedQ enfrente de mi casa”, precisó la queretana.

Acusó que a partir de entonces han quitado las placas de su coche, de sus familiares y vecinos al utilizar los espacios que anteriormente les correspondían.

“Todos nos estacionábamos ahí sin problema, de una noche para otra mi mamá dejó su coche ahí como siempre y en la mañana que se despierta ya no estaba la placa de mi hermana y de cómo tres más”.

Señaló que este problema de falta de espacios de estacionamiento inició desde la construcción de la ciclo vía, de la cual nunca estuvieron de acuerdo tanto comerciantes como colonos de avenida Universidad.

“El problema empezó desde que se iba a poner la ciclopista, se hizo una junta desde un inicio y no queríamos que se pusiera de ese lado, que se pusiera en lado del río, de por sí es difícil en donde vivo, en avenida universidad por los comercios”

Pese a ello, Fátima lamentó que las autoridades no hicieran la ciclopista del otro lado a pesar de las quejas de decenas de comerciantes, incluso señaló que han tenido que cerrar los negocios por falta de clientela al ser lugar un que imposibilite a los coches estacionarse.

Saavedra alertó que aunado a las molestias de los mismos habitantes, existe riesgo tanto para los peatones y automóviles, ya que la ciclopista complica el tránsito de avenida Universidad y su diseño no es nada funcional.

Agregó que las banquetas anchas también provocan que no se puedan estacionar y los policías infraccionen a los colonos, al argumentar que son esquinas y pasos peatonales, cuando son destinados para uso de los ciudadanos.

A raíz de esto, solicitaron una especie de pensión para los vecinos en una empresa cercana pero la autoridad no les otorgó el permiso.

La ciudadana pide a las autoridades estatales y municipales una pronta solución a este hecho, debido a que son más de cinco familias afectadas directamente, así como trabajadores de oficinas y comercios aledaños.

“Ya no sabemos qué hacer, ya no podemos estacionarnos en ningún lado, entre Ocampo y Rafael Osuna, es una privada pero es completamente habitacional, creo que, ya no hay opción porque aparte de todo, estos para buses los habilitan de un día para otro, no nos avisan a nadie”, dijo.

Finalmente, la afectada advirtió que las plantas altas en avenida Universidad sirven de resguardo para personas alcoholizadas o delincuentes, lo que también pone en riesgo a los colonos.

“Desgraciadamente empezó más desde este sexenio porque, antes no teníamos problemas, vivíamos tranquilos, pero desde hace cinco años para acá empezaron a hacer todos los arreglos y fue cuando empezaron a hacer lo que ellos querían”, concluyó.