Hallan cadáver de joven perdido

Metrópoli 26/06/2014 00:47 Actualizada 11:23

La mañana de este miércoles fue localizado el cadáver del joven perdido e identificado como Reinaldo Ibarra López, de 28 años, el cual fue hallado por vecinos de la zona cercana al Seminario de Hércules, donde autoridades ministeriales acudieron para trasladar el cuerpo al servicio médico forense, para más tarde ser reconocido por sus familiares.

Habitantes de la zona quienes avisaron a las autoridades sobre el avistamiento del cuerpo de una persona que flotaba en una pequeña represa en las inmediaciones del Seminario, por lo que alertaron del hecho.

Policías municipales acudieron al sitio donde confirmaron el hallazgo por lo que solicitaron la presencia de las autoridades ministeriales, las cuales una vez en la zona realizaron los trabajos periciales correspondientes y sacaron el cuerpo del agua para trasladarlo a las instalaciones del servicio médico forense donde finalmente fue entregado a familiares.

En el lugar transcurrió que el cadáver del joven se encontraba semidesnudo y con varios golpes, inclusive se dijo faltaba parte de una de sus extremidades; sin embargo, serán los resultados de la necropsia los que determinen las causas del deceso.

El pasado lunes, familiares del joven decidieron acudir con las autoridades de El Marqués para pedir que iniciaran la búsqueda de Reinaldo Ibarra, quien había desaparecido desde el sábado y presuntamente había caído dentro de una corriente de agua que posiblemente lo habría arrastrado hacia el Río Querétaro, por lo que de inmediato se montó un operativo de búsqueda entre elementos de las unidades municipales de Protección Civil de aquella demarcación y de Querétaro.

De acuerdo con la declaración del hermano del hoy occiso, todo se pudo haber originado el pasado sábado cuando Reinaldo debió de haber regresado a su casa. Sin embargo, no fue así, y la búsqueda concluyó ayer, cuando rescatistas de Querétaro, lograron extraer el cuerpo del joven que pudo haber recorrido cerca de cinco kilómetros desde el punto de su perdida.