Faltan cámaras de seguridad, aseguran

Metrópoli 26/02/2013 03:24 Actualizada 09:50

La Dirección de Inspección en la capital cuenta con sólo seis cámaras (cuatro de video y dos fotográficas), utilizadas por 34 inspectores, con el objetivo de que cuenten con las herramientas necesarias para evidenciar conatos de bronca durante el aseguramiento y retiro de comerciantes en la vía pública, reveló el director del área, Fernando Goyeneche Villalobos.

“Adquirimos y recibimos por parte del secretario de Gobierno, Mauricio Ortiz Proal, cinco cámaras, más una inicial. Inmediatamente (al iniciar la administración el 1 de octubre) fue proporcionada una para los asuntos en que sabíamos que iba a haber alguna situación en específico. Hoy contamos con seis cámaras”, expresó.

Goyeneche Villalobos señaló son pocas las cámaras con las que se cuenta, por lo que estas han tenido que ser distribuidas entre grupos.

Sin embargo, apuntó que el proyecto es que cada pareja de inspectores cuente con una de ellas.

El funcionario municipal detalló que los verificadores deciden si portan o no una de las cámaras, dependiendo del sitio en donde realizarán operativos, pues en caso de haber alguna confrontación con los comerciantes, principalmente de la vía pública, se debe respaldar el actuar de los servidores públicos.

“Principalmente en vía pública es en donde realizamos (la grabación). En el operativo, alguno de los inspectores se separa para realizar el video de todo. Desde el inicio hasta la conclusión del retiro o en su caso decomiso”, mencionó.

El trabajo en la vía pública, consideró, debe ser un registro más cuidadoso ya que de manera inmediata la gente se incomoda con la presencia de los inspectores.

“Sin embargo, nosotros también tenemos el derecho de ejercer nuestra función y es retirar cualquier comerciante no autorizado en la vía pública”, afirmó el director de Inspección.

El requisito de tomar muestras fotográficas y de video se debe a las agresiones que han sufrido los inspectores por parte de los comerciantes.

Fernando Goyeneche Villalobos recordó que el pasado 14 de febrero dos funcionarios sufrieron daños por parte de una comerciante y uno de ellos fue trasladado al hospital.

“Recibió una agresión en el rostro. Al momento de decomisar a una comerciante no autorizada que realizaba la venta de flores de cristal, fue agredido. Acudimos al Ministerio Público, pero no pudimos dar por hecho ninguna peculiaridad del suceso”, apuntó.