Por adeudos, recortan gastos en Cadereyta

Metrópoli 25/11/2015 00:46 Actualizada 10:38

Ante la situación financiera en la que recibió la administración del municipio de Cadereyta de Montes, el alcalde León Enrique Bolaño dijo que la administración pública del ayuntamiento lleva a cabo una reducción de gastos, para lo cual se contempla la desaparición de dádivas y apoyos a funcionarios, además del recorte de nómina en todas las áreas.

Ante las declaraciones del diputado Eric Salas, quien mencionó a Cadereyta como uno de los municipios que podrían solicitar un préstamo debido a la situación financiera que atraviesa, el edil comentó que de momento no contempla esa posibilidad, aunque tampoco se descarta.

“Si bien la deuda del municipio asciende a 94 millones 967 mil 925 pesos, el solicitar un préstamo lo único que me generaría es más deuda al municipio”, indicó.

Dijo que para enfrentar esta situación eliminan gastos personales, como gasolina a servidores públicos, teléfonos celulares y viáticos, pero se tendrá que seguir con esta política el tiempo que sea necesario. Asimismo, se trabajará en la reducción de personal y nómina, principalmente en aquellos puestos que generan gastos elevados.

“El principal problema del municipio de Cadereyta, que se ha venido generado durante mucho tiempo, es precisamente su nómina. Mientras no reduzcamos nuestra nómina, vamos a seguir siendo, en lugar de presidentes municipales, cajeros”, sentenció.

Precisó que revisará con el área de Finanzas y Jurídica, para ver el porcentaje que deberá reducirse la nómina municipal, en todas sus áreas, tanto empleados de confianza, personal administrativo y sindicalizados, y sea sustentable.

Con respecto a los empleados que duplicaban funciones o se detectó que no acudían a trabajar, agregó que ya se prescindió de sus servicios. “Contraloría en su momento informará sobre las sanciones que correspondan a los ex funcionarios que hayan cometido algún hecho fuera de la norma administrativa”, advirtió.

Con anterioridad, el edil de Cadereyta había señalado que la anterior administración municipal debía sólo al Servicio de Administración Tributaria (SAT) 11 millones de pesos, pues no había pagado el Impuesto Sobre Nómina (ISN). En caso de no pagar el adeudo, la suma se descuenta de las participaciones federales con las que contaría el municipio.

La mayoría de los nuevos ediles, al menos 12, han denunciado que encontraron déficits en sus cuentas públicas que dejaron sin dinero a las administraciones entrantes, quienes tienen que solicitar un avance en sus participaciones o en su presupuesto.

Un caso contrario a los municipios con adeudos es Amealco de Bonfil, cuyas autoridades han señalado que cuentan con finanzas sanas y recursos suficientes para enfrentar los compromisos de fin de año.

Cada tres años las nuevas administraciones municipales enfrentan problemas por falta de recursos, pues las autoridades salientes dejan sin dinero o con deudas a sus sucesores, obligándolos a solicitar participaciones anticipadas, en detrimento de la obra social, pues muchas veces se destinan a gasto corriente.

Temas Relacionados
recortan gastos en Cadereyta