Trasladan al CERESO a implicados en balacera

Metrópoli 25/10/2012 22:29 Actualizada 22:34

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad compuesto por corporaciones policiales de los tres órdenes de gobierno, así como por personal de la 17/a zona militar, alrededor de las 8 de la noche, los presuntos implicados en la balacera registrada en la colonia Candiles fueron trasladados al Centro de Reinserción Social (CERESO) de San José El Alto, en donde quedaron a disposición del juez competente, quien se espera que en las próximas horas dicte auto de formal prisión o de libertad a los procesados.

El traslado de los presuntos delincuentes, se registró unos días antes de vencer el plazo constitucional de 40 días de arraigo al que fueron sometidos en una casa de seguridad de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, el pasado 20 de septiembre.

Según se informó, no todos los imputados fueron llevados al CERESO, por lo que la casa de arraigo continúa fuertemente resguardada por fuerzas castrenses, y policías federales, estatales y municipales, aunque no se sabe con exactitud el número de sujetos que continúa interno en dicho inmueble.

Sería el lunes cuando la situación jurídica de los recién trasladados se defina, en base a la decisión del juez que lleva el caso, quien a su vez deberá evaluar qué tan sustentadas están las pruebas que el ministerio público recabó durante el tiempo que mantuvo bajo arraigo a los procesados, mientras que al resto de los asegurados, les espera un escenario similar en los próximos días.

El antecedente El pasado 18 de septiembre, presuntos delincuentes y fuerzas del orden se enfrentaron a tiros en un fraccionamiento de la colonia Candiles. Durante la refriega, un elementos de la Dirección de Investigación del Delito (DID), fue lesionado, lo que le costó la vida unas horas más tarde; otros dos resultaron lesionados y fueron dados de alta unos días después.

En el lugar fueron aseguradas cinco personas, y posteriormente, derivado de un fuerte operativo que se extendió a diversas colonias de la capital como Jurica, Juriquilla, Milenio III y Loma Dorada, entre otras, se logró la captura de otras cinco, entre ellas tres menores de edad, que fueron consignados al Consejo para Menores Infractores, mientras que los adultos fueron sometidos a la medida preventiva de arraigo.

Uno de los detenidos se quita la vida Uno de los menores de edad, presuntamente implicado en la balacera, amaneció muerto en su celda la mañana del 5 de octubre, al interior del Consejo para Menores Infractores.

El titular de la PGJ, Arsenio Durán Becerra, detalló que se colgó con su sudadera desde lo alto de su litera.