Llega Caravana de madres de migrantes

24/10/2012
02:16
-A +A

Por el municipio de Tequisquiapan transitan en promedio 700 mil migrantes al año, quienes son alimentados en la Estación de Ferrocarril Bernal, informó el presidente de la Estancia del Migrante González y Martínez A.C, el sacerdote, Mario González Melchor.

Al recibir a la caravana de madres de migrantes centroamericanos que han desaparecido en el país, en su trayecto a estados Unidos, González Melchor, recordó que desde hace 12 años se ha apoyado a quienes transitan por el territorio queretano.

González Melchor destacó que puntos como El Ahorcado en Pedro Escobedo y Huichapan en Hidalgo, son referentes de las vejaciones a las que deben enfrentarse los indocumentados.

Información recabada por la Estancia del Migrante González y Martínez, destaca que los migrantes provienen principalmente de Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador, este último registra una creciente actividad migratoria, debido la violencia que aqueja a dicho país.

Las 38 mujeres que integran la caravana que ha recorrido varios puntos de México, bajo el lema “Liberando la esperanza”, hicieron una pausa en Tequisquiapan y ayer por la mañana, junto con activistas y miembros de asociaciones civiles y organizaciones de Centroamérica, salieron de la posada de la cabecera municipal, donde se alojaron, para dirigirse a la estación de Ferrocarril Bernal, donde encabezaron una marcha simbólica sobre las vías del tren.

Hasta ayer ninguna integrante de esta caravana, había tenido noticias de sus parientes; sólo Carlos Martínez, originario de Nicaragua, reconoció en una foto proporcionada por la Estancia del Migrante, a su hermano Gerald Antonio Martínez que salió de su hogar hace ya 12 años. La última vez que supo de él, fue en el 2010 por una llamada telefónica y seguía en México.

Desde hace 12 años el padre Mario González, junto con Martín Martínez Ríos, apoyan a los migrantes que transitan por territorio queretano y a través de estos años, han atendido a cerca de 8 millones de indocumentados, varios de los cuales, han sufrido desde violaciones, hasta fracturas al caer de los vagones de tren.

El presidente de la estancia destacó que en los últimos años se ha incrementado considerablemente la presencia de familias completas junto con menores de edad. Estimó que hasta 15 mil niños han sido vistos cada año, cuando transitan por las vías de ferrocarril en Tequisquiapan.