Se encuentra usted aquí

Exhorta obispo a familias a unidad

24/08/2015
01:21
-A +A

Durante la misa dominical, ofrecida en la Catedral del estado, el obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz, exhortó a las familias queretanas, jóvenes y matrimonios a creer y seguir a Jesús, quien los recibe aun cuando tengan un pasado oscuro o con pecados, además de ser la respuesta ante las diferentes dificultades que se puedan presentar en la vida de los hombres.

En este sentido, aseguró qué es necesario que se admita la presencia de Jesús en la vida, ya que él es vida, además de que él mismo exige estar con él, comulgar con él, pues el alimento de Dios, dijo, es él mismo.

“¿A quién iremos? La respuesta está en Jesús. Hoy en misión permanente tenemos que decirles a los jóvenes cuál es el rumbo; a las familias, cuál es el camino, y el camino es el del amor y el de la fidelidad, es el del encuentro con la palabra de Dios. El único camino es Cristo”, destacó.

Asimismo, exhortó a los católicos a ofrecer palabras a aquellos jóvenes que piensan que la vida no tiene sentido, decirles que Cristo es la solución, mismas palabras que, aseguró, deben dirigirse a todos llos que piensan acabar con su vida.

“Cristo es sinónimo de felicidad. Es necesario decirles a aquellas parejas que andan en el rumbo de la incertidumbre y separación que Cristo es el vínculo de unidad para una pareja, porque solamente en la familia donde está Cristo hay unidad y vida”, dijo.

De igual forma, el prelado agregó que el futuro del católico está asegurado siempre y cuando tenga fe, por ello la necesidad de pedir a Dios que la creencia aumente en cada católico y creyente y que la paz sea posible, aunque, añadió, ésta se haga realidad en la medida en que los ciudadanos alcen la voz, pues en la medida en que se denuncié, señaló, habrá justicia.

“El rumbo es seguro cuando Cristo nos acompaña en este caminar de tantos desafíos (...) para ser sus discípulos que luchan por ser fieles mirando el futuro con esperanza a pesar de un pasado que pudo ser crítico”, aseguró el obispo de Querétaro.

De igual forma, indicó en su homilía que Jesús invita diariamente a hacer misioneros, de ahí el desafío de los católicos de compartir su experiencia del amor de Dios en la vida tanto personal como comunitaria.