Central los hace cambiar de vida

Metrópoli 24/06/2014 00:15 Actualizada 08:56

Luego de que compraran una vivienda muy cerca de la Central de Abastos al sur de la capital del estado, algunos vecinos decidieron vender sus casas o en algunos casos comenzar a incursionar en el comercio, ofertando algo relacionado a la zona en las mismas cocheras de sus hogares, o adaptándolas para establecer un local comercial.

De acuerdo con habitantes de la zona, esta decisión la toman al ver que no tenían otra opción más que sumarse al giro, por lo que en algunos casos cambiaron sus empleos fijos por vender pollo crudo, verduras o comida corrida.

Tal es el caso de la familia Ortiz, quienes desde hace diez años venden en su casa pollo crudo. Aseguran que no pudieron lidiar más con el problema de sus vecinos en la Central de Abastos, y decidieron arriesgarse e iniciar con lo que ahora es un negocio familiar.

Abren negocio

“En mi caso, yo le dije a mi esposa que no teníamos de otra, o nos acomodábamos o nos teníamos que ir a vivir a otra casa, porque en un principio que llegamos nos molestaba el ruido temprano, a veces el olor y la visita de tanta gente, entonces pues los dos decidimos abrir nuestro negocio y poco a poco a ganar nuestros clientes y lo más importante el acostumbrarte a este ritmo de vida”, indicó Jorge Ortiz comerciante de la zona.

El ruido de los camiones pesados que a diario ingresan y salen desde las 2 de la mañana, los gritos y charlas de la gente que recorre las calles cercanas y las inmediaciones de este lugar, es una conjugación del paisaje que reina en este sitio, pues en sus calles puedes encontrar desde un tomate tirado, restos de carne, ropa, plásticos y una infinidad de objetos que demuestran el vaivén de miles de personas que día a día recorren la zona.

Es quizá por esta situación, que para quienes viven cerca no tienen más opciones como el vender o rentar su casa, comenzar a incursionar en este ámbito, o acostumbrarse a la vida agitada y temprana de la Central de Abastos.

Basta un recorrido en las calles de las colonias Plazas del Sol, Prados del Mirador, e inclusive la Vista Alegre, para ver cómo varias casas cuentan con letreros de venta o renta, aunque algunos comerciantes y dueños de bodegas de la Central son quienes habitan por lo regular las viviendas disponibles en la circunferencia de sus lugares de trabajo.

Temas Relacionados
Central hace cambiar vida