Protestan en Las Américas

Metrópoli 24/05/2014 00:42 Actualizada 09:20

Varios locatarios de Plaza Las Américas salieron de sus comercios a manifestarse y pedir la salida de los administradores del estacionamiento, pues aseguran que a raíz de la instalación de las casetas de cobro, sus ventas se han caído de forma considerable, hasta en un 70%.

La primer movilización se realizó alrededor de las 10:30 de la mañana del día viernes, cuando alrededor de unos 40 comerciantes establecidos salieron de sus locales para mostrar su descontento hacía quienes encabezan el manejo del estacionamiento, por lo que mediante mantas, pancartas y una serie de consignas lanzadas a través de un altavoz, exigieron la destitución de Demetrio Juaristi Mendoza, Juan José Estefan Guerra y Manuel Rodríguez Villanueva, quienes a decir de los manifestantes, controlan de forma equivoca y fuera de la ley dicho negocio.

Es así que por al menos hora y media los integrantes de Mujeres Empresarias Condóminos y Locatarios, se manifestaron en el cruce de la avenida Cimatario y avenida Constituyentes, donde fueron auxiliados por uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro (SSPMQ) para evitar un accidente, pues cabe destacar que en ningún momento se obstruyo la circulación vehicular.

En el lugar, algunos comerciantes reafirmaron su postura y solicitaron la intervención de las autoridades a fin de dejar que más comerciantes se sigan viendo afectados.

“Nuestro grave problema es que nuestro gran estacionamientos esta en concesión, en manos de servidores públicos como Demetrio Juaristi que es consejero del IEQ, como Juan José Guerra que es de la CANACO, y están cobrando arbitrariamente tarifas irregulares, están violando los derechos del ciudadano, nos están afectando nuestras ventas que están bajando hasta en un 70%”, indico una comerciante de esta plaza.

Los mismos locatarios destacaron que son varios puntos malos los que se están cometiendo, como el romper el convenio de permitir el libre acceso de los clientes los días domingos, así como la presentación de un supuesto contrato por veinte años que nunca ha sido presentado y que es anunciado por los representantes legales de la actual administración, por lo que, aseguran, los quieren fuera de todo lo relacionado con la plaza a fin de que se le deje de afectar a los mismos comerciantes y los clientes.