En universidad, 6% de indígenas

Metrópoli 24/05/2014 00:42 Actualizada 10:09

En Querétaro se estima que 30 mil de las 75 mil personas que conforman la comunidad indígena son jóvenes, de ellos solo entre mil 800 y 2 mil 400 llegan a ingresar a la universidad, es decir, entre un 6 y 8% de los jóvenes.

Así lo refirió el delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Aurelio Sigala Páez; el funcionario explicó que esto tiene muchas vertientes; la discriminación es uno de los factores, así como la falta de recursos y la cercanía con los centros de estudios.

El nivel de alfabetización se da principalmente en los adultos ya que actualmente se cuenta con una amplia cobertura en la educación básica y en la media superior, pero el problema se acentúa al tratar de ingresar en el nivel superior.

“De las 75 mil personas que se identifican como indígenas en Querétaro un poco más de 40% son jóvenes a la educación básica primaria secundaria y media casi todos porque en sus lugares hay sin embargo el acceso a la universidad que es en donde se rompe; de los datos que nosotros tenemos entre el 6 y 8% tiene acceso a la universidad”, explicó.

Discriminación

Estos datos se revelaron en el marco del foro “Los Derechos de la Juventud Indígena” en donde se indicó que uno de los principales problemas que enfrentan los indígenas actualmente es la discriminación, ya que la sociedad los rechaza por su forma de vestir, por sus costumbres y por su lengua.

De los grupos que son considerados vulnerables, como personas de la tercera edad, con discapacidad, homosexuales, entre otros, los indígenas son los que sufren mayormente discriminación, pues se calcula que 58% de la población indígena es discriminada.

“Los que tienen mayor índice de discriminación es la población indígena, tenemos un estudio a nivel nacional que nos arroja que se ubica en el 58% de todos los grupos”, menciona Sigala Páez.

La discriminación tiene otros efectos, señaló, pues orilla a que los indígenas eviten usar su ropa y artículos tradicionales, se erradiquen sus costumbres y se pierda —con el tiempo— su lengua madre.

“La discriminación tiene sus efectos: el rechazo a la exclusión, a sus formas de vestir, de hablar, de ser, a su cultura, sus tradiciones; por un lado hacen que éstas vayan mermando…”, indica el delegado de la CDI.

“Si hay un rechazo a su forma de hablar y su lengua materna el español viene siendo su segunda lengua si hay un rechazo y si hay una exclusión social mucha población indígena la deja de hablar, por eso no se les enseña a los más chiquitos”, dijo.