Salen libres rijosos del Corregidora

Metrópoli 24/02/2013 15:32 Actualizada 16:43

Los 22 detenidos que fueron puestos a disposición del Juzgado Cívico Municipal por verse involucrados en una trifulca registrada a la salida del encuentro entre los Gallos Blancos y Atlas, ya fueron puestos en libertad tras haber pagado con el monto económico correspondiente u horas de encierro.

Alrededor de tres salarios mínimos, equivalentes a casi 200 pesos, fue el pago que los rijosos tuvieron que pagar para salir en libertad, o en su defecto, asumir cerca de 10 horas de encierro en las instalaciones de la comisaría capitalina, que terminaron cerca de las 7 de la mañana.

Según fuentes policiales, prácticamente la mitad de los detenidos optaron por la opción del pago económico, con lo que ni siquiera entraron a las celdas del juzgado, mientras que la otra mitad tuvo que pasar la noche en las celdas, algunos de ellos fueron recogidos por familiares durante la madrugada del domingo.

“En muchas ocasiones los propios familiares son los que salen pagando los platos rotos de los hijos que primero se van al partido, y después ya tomados se empiezan a pelear con los de las porras visitantes o incluso de la misma, deberían ser más conscientes a la hora de visitar un estadio de futbol”, narró Juan Carlos “N”, quien está a cargo de la vigilancia alrededor del Juzgo Cívico Municipal.

El funcionario capitalino, reveló que por lo menos 5 padres de familia fueron a recoger a sus hijos a dichas instalaciones, y consideró que a pesar de que los montos que se pagan por este tipo de faltas no son tan costosos, “es también un pérdida de dinero andar pagando por situaciones como estas”.

El Universal Querétaro le informó oportunamente, que según datos proporcionados por la SSPM capitalina, el saldo final del encuentro de futbol entre las escuadras de los Gallos Blancos y Atlas, fue de 22 sujetos remitidos por involucrarse en riñas y 6 lesionados que se encuentran fuera de peligro y no requirieron ser trasladados a un hospital.

Por su parte, el titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del Estado, Arsenio Durán Becerra, informó que la dependencia a su cargo no inició ninguna averiguación previa derivada del evento, como por daños o lesiones como pudo haber ocurrido.

Sin embargo, reconoció que la procuraduría recibió el reporte de por lo menos dos unidades vehiculares que sufrieron cuantiosos daños por caída de diversos proyectiles como piedras y palos, pero que hasta el momento no se habían presentado los afectados para interponer la querella correspondiente.