Contempla PC la apertura de refugio temporal

Metrópoli 23/12/2015 01:47 Actualizada 02:22

La Unidad Municipal de Protección Civil contempla la apertura del primer refugio temporal con capacidad para 100 personas, que se ubicará en la antigua estación del ferrocarril.

Actualmente el refugio Yimpathí solo tiene capacidad para 25 personas más, por lo que será cuestión de horas o días para abrir el refugio temporal, informó el coordinador de la Unidad Municipal de Protección Civil, Fernando Martínez Garza.

“Tendremos una reunión con los encargados de la antigua estación, donde podríamos instalar un refugio temporal (…) tiene capacidad para 100 personas; se abren una vez que los refugios fijos ya están sobrepasados”, explicó el coordinador de PC.

El refugio Yimpathí que es operado por el DIF Municipal, tiene capacidad para 300 personas y el máximo registro que ha tenido es de 275 personas, por lo que está a punto de llegar a su máxima capacidad.

“Es muy probable [que el refugio abra] porque ya tuvimos más de 270 personas en el Yimpathí, es decir, estamos cerca de su máxima capacidad (…) hasta que se llene el Yimpathí, también tenemos el Rodríguez Familiar, ahí hay poca capacidad porque está instalado básicamente para familias de personas hospitalizadas”.

Fernando Martínez recordó que durante la temporada invernal realizan recorridos por las calles de la capital, principalmente en el primer cuadro de la ciudad, para identificar a personas en situación de calle o indigentes.

En el recorrido del pasado lunes, el coordinador informó que se detectó a una población de 155 personas, algunos menores edad, que es la población más vulnerable ante las inclemencias del frío.

“Los invitamos a que acudan al albergue, pero si no quieren ir a esa, hay otras instituciones, muchos lugares instalados en donde pueden ayudarles (…) el día de ayer (lunes) sólo en el primer cuadro de la ciudad encontramos a 155 personas, nos acompañó personal del DIF para identificar qué tipo de gente, si padece alguna enfermedad, alguna adicción o simplemente están en situación de calle”, expuso.

En los recorridos dio cuenta de testimonios de jóvenes que son abandonados por sus familias, por los problemas de adicciones que éstos sufren; por esta condición (de enfermedades mentales o drogadicción) no pueden ser atendidos en albergues, como una regla para evitar poner en riesgo a las demás personas.

“Es lamentable escuchar que hay muchachos jóvenes que son adictos a alguna droga y que los corrieron de su casa y están en condición de calle, estamos buscando canalizarlos a las instancias correspondientes”, destacó.

“Si las temperaturas empiezan a bajar y son invivibles abrimos un refugio. Es importante decir que cuando la gente quiere ir a un refugio, no quieren salir de sus casas porque tienen miedo de que les roben lo que tienen”.