Se encuentra usted aquí

Devotos de las abejas y la miel

Los hermanos Ontiveros son la tercera generación de una familia dedicada a la actividad apícola por más de 60 años, en Colón; además, ofrecen visitas guiadas donde explican su labor
FOTO: VÍCTOR PICHARDO. EL UNIVERSAL
23/10/2016
12:30
Lourdes Durán
-A +A

En la comunidad de San Martín, perteneciente al municipio de Colón, resalta a pie de carretera un establecimiento cuya fachada se adorna con hexágonos de piedra que asemejan la estructura de una colmena. Al exterior de la construcción se presenta ante los ojos de los pasantes, con letras grandes y perfectamente legibles: Apicultores 3ª Generación y Miel Ontiveros, dos proyectos complementarios que se abren paso en el sector apícola de Querétaro.

Al interior del establecimiento se encuentran los hermanos Ontiveros, quienes representan a la tercera generación en una familia que se ha dedicado por más de 60 años a desarrollar la actividad apícola.

¿Sabían que la miel es el único alimento natural en el mundo que no tiene caducidad?; deben conocer que las abejas polinizan 70% de los frutos y plantas. Sin abejas no podríamos encontrar la gran variedad de productos orgánicos que se dan del campo; las abejas no solo juegan un papel importante en la salud, sino en el planeta, estas son algunas de las afirmaciones que realiza Guillermo Ontiveros, de apenas 18 años de edad.

En el lugar se comercializa jabón de miel y propóleo, champú para el cabello, crema facial, pomada, propóleo solo, natilla de miel solidificada, cubos de miel, miel con chamoy, jarabe para gripe y tos, cápsulas de polen y vino de miel, aunque este último únicamente se produce por temporada.

En total son 12 los productos que en la actualidad se comercializan bajo la marca Miel Ontiveros, cuyo desarrollo y registro se remonta a alrededor de cinco años atrás.

“Miel Ontiveros es una pequeña empresa familiar que se dedica a la extracción y producción de miel y jalea real desde hace más de 60 años. Nosotros lo hacemos todo, 100% auténtico de miel y natural”, comenta Guillermo.

Detalla que desde su abuelo, Trinidad Ontiveros, su familia ha desarrollado la actividad de la apicultura, aunque lo que se producía siempre se exportó a Estados Unidos.

“La apicultura no era un trabajo al 100% de mi abuelo o de mi padre, ya que tenían otros oficios. Nosotros tercera generación ya nos dedicamos de lleno a la elaboración de productos y al cuidado de las abejas”.

La tercera generación apuesta a que la miel producida en Querétaro se quede en el estado, por lo que hace un año decidieron otorgar un valor agregado al oficio familiar.

Adicional a la venta de los productos arriba mencionados, a partir del 18 de julio de 2015 ofrecen visitas guiadas para que las personas conozcan cómo se extrae la miel y al mismo tiempo vivan la apicultura. A esto se refiere el concepto Apicultores 3ª Generación.

Desafiando a cadenas gigantes

A Guillermo no le interesa que sus productos estén en los pasillos de cadenas internacionales como Walmart. Le interesa, primero, generar artículos que contribuyan al beneficio propio y a la salud de la población. Quiere que los queretanos consuman la miel que se produce en el estado en lugar de mandarla a otro país, tal como hicieron las dos generaciones que los antecedieron a él y a su hermana.

“Lo que nosotros tercera generación hacemos es innovar; tratamos de innovar para elaborar más cosas que puedan servirle a las personas. También buscamos un poco la exclusividad, que no sea un producto común que se encuentre por todos lados, sino que las personas al reconocer la marca vean calidad, garantía y seguridad de que es algo 100% natural”.

Guillermo expone el caso específico de la pomada que elaboran, uno de sus productos con mayor demanda. Explica que lo que se busca en este caso es que sea una pomada 100% natural, pero se enfrentan con la limitante de que la toxina que se requiere para la elaboración de la misma se genera en pequeñas cantidades, lo que limita la producción a grandes escalas.

En el caso de la miel, destaca que tampoco la pueden comercializar mucho, ya que cuando es 100% pura su valor es elevado.

“Esta miel, Walmart no me la compraría. Sí nos han contactado, pero al momento que yo les doy mi precio ellos dicen no. Esta miel tiene un precio sobre los 120 pesos, 380 gramos. Tampoco nos convendría a nosotros, porque si esto se vende en miles de frascos la producción se vería agotada”, refiere.

Actualmente, además de la ubicación en la comunidad de San Martín, Miel Ontiveros únicamente cuenta con una tienda en el municipio de Ezequiel Montes y puntos de distribución en el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro y el municipio de San Juan del Río.

Detalles de la visita

La visita guiada en Apicultores 3ª Generación comienza en un museo donde se da a conocer a los invitados las herramientas que se han utilizado a lo largo del tiempo para desarrollar la apicultura. La idea en esta primera parada es que las personas conozcan la historia de la apicultura y se familiaricen con la cría de abejas y la cosecha de miel.

En este espacio se aprecian, por ejemplo, colmenas rústicas hechas en troncos de árboles huecos —forma en que anteriormente se ubicaba a las colonias—, además de que se presentan los instrumentos de los que echan mano los apicultores en la actualidad.

El segundo punto en el recorrido se desarrolla directamente en los apiarios, en donde las personas tienen la oportunidad de convivir con las abejas.

Apicultores 3ª Generación cuenta también con una sala de extracción de miel, en la cual se muestra a los visitantes las máquinas que se utilizan para extraer esta sustancia de los bastidores.

En la habitación continúa a esta sala se encuentra dispuesta el área de degustación. En esta parte, la última del recorrido, se exponen las clasificaciones de la miel de abeja y se dan a conocer las bondades de la misma.

Como parte de esta última parada se pone a disposición de los visitantes natilla de miel solidificada; miel 100% auténtica que inclusive se recolecta en el patio trasero del establecimiento; miel natural con chamoy elaborado a partir de seis chiles diferentes; bolitas de polen; cubos de miel con propóleo y el propóleo en sí.

Al finalizar la visita, se puede recorrer la tienda del establecimiento y adquirir los diferentes productos que se comercializan bajo la marca Miel Ontiveros.

“Lo que nos inspiró a hacer lo de las visitas guiadas fue ofrecer el conocimiento de generaciones atrás a personas que por lo general no están familiarizadas con lo que es la cultura de las abejas y su cuidado.

“Normalmente las personas ven una abeja e inmediatamente piensan en la picadura. Esto se abrió especialmente para que las personas que entren aquí ya no solo vean la picadura, sino los beneficios de las abejas hacia nuestra salud y sociedad”, señala.

Visión a futuro

Los Ontiveros tienen la visión de incrementar paulatinamente su producción actual de miel, lo que a decir de Guillermo ya se está logrando. Los hermanos tienen el sueño de contar con más tiendas propias distribuidas en la ciudad de Querétaro y otros lugares de la entidad, pues a la fecha sólo cuentan con la que está ubicada en el municipio de Ezequiel Montes.

“Queremos que esto se propague, que haya más tiendas propias para que no haya comerciantes o productores que revendan. Queremos que la marca sea reconocida como sinónimo de seguridad, calidad y autenticidad”.

Guillermo refiere que desde los 5 o 6 años, su papá los empezó a llevar a él y a su hermana con las abejas, y desde entonces supo que a eso se dedicaría.

“Nosotros vimos que podíamos darle un giro a la actividad con los recorridos, las visitas guiadas y la explicación. Créeme que las personas se van con otra idea de las abejas”, dice.

Apicultores 3ª Generación hace alarde de ser el único establecimiento en Querétaro que ofrece este tipo de experiencia en el sector apícola de la entidad, por lo que se busca que el concepto también pueda inspirar a otros productores locales.

Con ello se coadyuvaría para que los turistas que visitan Querétaro conozcan lo que hay en el estado.

Comentarios