Descubren restos de cuerpo

Metrópoli 23/02/2013 18:42 Actualizada 18:42

Hallan los restos de un hombre, de entre 40 y 45 años de edad, en dos diferentes municipios: Amealco y Colón.

En el primer municipio se encontraron el tronco, muslo y un brazo; mientras que en Colón, el resto del cuerpo, con claras señas de haber sido cortado post mortem. La causa de muerte aún no se ha determinado.

El cuerpo estaba en tambos de color azul, de acuerdo con las investigaciones que iniciaron agentes de la Dirección de Investigación del Delito (DID) por lo que se iniciaron dos averiguaciones previas, A-59/2013 y T/29/2013, ambas por homicidio; en tanto que los peritos en medicina forense realizan estudios de ADN para determinar la compatibilidad de las partes del cuerpo hallado en estos municipios.

Con base en las primeras informaciones un par de niños encontraron dentro de un tambo azul el cuerpo sin cabeza de un hombre, a la orilla de un bordo en la comunidad de El Rincón, perteneciente al municipio de Amealco. De acuerdo a las versiones de los testigos de este tambo metálico se desprendía un fuerte olor fétido por lo que los peritos señalaron que la muerte se presentó hace más de 76 horas.

Los pequeños, de entre 7 y 9 años de edad, aproximadamente, dijeron que acudieron a pescar al bordo que está en la comunidad de El Rincón, el pasado viernes cerca de las 5 de la tarde, cuando detectaron un fétido olor, acercándose para verificar que de un tambo color azul salía el nauseabundo olor, viendo el cuerpo de un hombre, pero sin la cabeza.

Después del macabro hallazgo los pequeños acudieron con el Comisario Pedro “N”, quien acudió con los niños a esa zona, para comprobar la información de los infantes. De inmediato se comunicó del hecho a la presidencia municipal de Amealco, quien a su vez lo hizo con la Procuraduría General de Justicia, arribando peritos así como elementos de la DID.

En Colón, las partes del cuerpo hallado fueron localizadas en una brecha de una comunidad cercana a la cabecera municipal.

Los restos fueron trasladados al SEMEFO en Querétaro para realizar la necropsia de ley correspondiente y determinar la compatibilidad de las partes del cuerpo, así como determinar la causa de la muerte.

También se está  recopilando la información genética para tratar de conocer la identidad del hoy occiso, por lo que la PGJ se encuentra en la fase de investigación en torno a este hecho inusitado.

 

Temas Relacionados
DID PGJ Semefo restos humanos