Chocan camiones en 5 de febrero

Metrópoli 23/02/2013 18:13 Actualizada 18:13

La mañana de este sábado un accidente en carriles centrales de 5 de febrero ocasionó que el tránsito se interrumpiera por lapso de una hora, debido a que una de las partes afectadas, al no poder ser retirada por su propio motor, tuvo que ser movida con la ayuda de una grúa.

El choque se registró en los carriles centrales de la mencionada vía donde una camioneta de transporte de productos lácteos de la empresa Lala, con placas KV – 62478 para el estado de México, invadió el carril de un tráiler en el carril central de la vía rápida y se impactó con un tráiler que detuvo su marcha de forma intempestiva.

Al no lograr detener el andar de la camioneta, el chofer, a pesar de pisar el pedal del freno, ocasionó que un tortón que transportaba gasolina, conducido por Gustavo García, y con matrícula 256 – DG – 5 del servicio de transporte público federal que se dirigía a una estación de servicio, alcanzara por detrás a la camioneta proyectándola contra el tráiler, ocasionando severos daños al radiador de la camioneta lechera.

El primer tráiler al no haber sufrido ningún daño siguió su marcha en dirección a la autopista 57, dejando atrás a las dañadas unidades de carga, al lugar se presentaron elementos de la Policía Estatal para tomar conocimiento del hecho y comenzar a agilizar el tránsito de la vialidad.

Al lugar también se presentó la representante legal en Querétaro de la empresa lechera, quien exigió a los uniformados esperar a que llegara la grúa para poder retirar la unidad, lo que ocasionó que el tránsito en la arteria se viera afectado por más de 6 kilómetros pues la carga vehicular llegaba hasta el puente de la colonia Obrera.

Con el golpe recibido el radiador del tortón también sufrió una seria avería lo que ocasionó que la maquina no pudiera arrancar nuevamente y tuvo que ser arrastrada por una grúa a los carriles laterales en la colonia Lomas de Casa Blanca, por lo que la circulación del cuerpo central se mantuvo taponado por más de 45 minutos en dirección a la ciudad de México.

Ambas compañías de seguros llegaron a un acuerdo para la reparación de las unidades, por lo que ambos conductores no tuvieron que llegar al ministerio público para realizar ningún trámite en lo relacionado a este percance vial.