Padres de familia denuncian falta de servicios

Metrópoli 22/10/2012 18:08 Actualizada 18:08

Un año tuvieron que esperar los padres de familia y las autoridades educativas de la escuela primaria Pípila en la delegación Epigmenio González, para que las autoridades municipales construyeran una barda perimetral y retirarán la maleza que rodeaba a esta institución y al kínder Guadalupe Victoria.

Eva Sánchez Sánchez, presidenta y Silvia Olvera Hernández, tesorera de la asociación de Padres de Familia de la primaria Pípila aseguraron que sólo cuando hay una visita de las autoridades gubernamentales a la zona, se le da mantenimiento a la calles y se limpian deshierba.

Este lunes secretarios, regidores (excepto del PAN y PRD) y el presidente municipal, Roberto Loyola Vera acudieron a la escuela primaría Pípila, para llevar a cabo los honores a la bandera y para entregar la barda perimetral de la escuela en la que se invirtieron 229 mil pesos, que beneficiará a más de 214 alumnos. Además se entregó un rollo de maya ciclónica y balones, que contribuirán en el desarrollo integral del alumnado.

En entrevista la señora Silvia Olvera indicó que sobre la calle ex Hacienda Santa Ana, al lado del kínder, crece la maleza a una altura que permite tapar por completo a una persona y esté es el único paso que tienen algunas personas que dejan a sus hijos en la escuela, por lo que tienen que pasar uno a uno, formados para poder llegar a su destino, “y tenemos miedo que un día alguien se esconda y nos asalte o nos haga algo malo”.

Silvia Olvera explicó que en esta ocasión “vinieron a limpiar todo, pintaron banquetas, pasaron limpiando con la manguera a pulso y yo dije: ¿qué pasó?, es su manera de decir que si atienden a la colonia y eso no debe de ser”.

Por su parte Eva Sánchez indicó que si ellos (los colonos) solicitan el servicio de limpieza “no vienen y nos dejan a la desidia”, pero que a diferencia de cuando hay visitas de las autoridades a la colonia o a las escuelas “sí pasan y limpian”.

Ambas señoras indicaron que hay jovencitas que salen de la secundaría, ubicada en Rancho Menchaca a las 8 de la noche y tienen que pasar por el costado del kínder, que esta a un costado de la calle ex Hacienda Santa Ana, pero por las condiciones en que está la maleza corren mucho peligro porque hay personas que “que son drogadictas, que toman, que tienen malicia y uno no sabe qué cosas van a hacer”.

Durante la entrega de la obra, la señora Brenda Facio Huitrón, presidenta del Comité de Obra, agradeció a las autoridades municipales la visita que hicieron que servirá para conocer de las carencias y necesidades que tiene.

“La principal sería un toldo de la plaza cívica ya que muchos de nuestros niños han sufrido de varias enfermedades como insolación, deshidratación, daños en la piel, dolor de cabeza, fiebre y otros trastornos causados por el sol”.

Otra de las solicitudes hechas fue la de la contratación de personal calificado para poder enseñar computación e inglés a los niños, apelando a que los materiales e instalaciones ya los tenían.

Facio Huitrón manifestó que sin importar que es una escuela pública, “nuestros hijos merecen tener una educación de primera, con esto se estaría fomentando en ellos y en nuestro país un mejor futuro, esperamos su oportuna intervención para la solución de nuestras peticiones”.

Refirió que tanto a padres y maestros les gustaría que las visitas del alcalde fueran más frecuentes ya que sólo cuando hay autoridades de dicha jerarquía “es la única manera en que se preocupan por la imagen de la escuela y de nuestra colonia”.