Instituto del Transporte busca mejorar la movilidad de carga

Las compañías participantes bajan los tiempos para abastecer negocios
Instituto del Transporte busca mejorar la movilidad de carga
Los analistas del IMT examinaron la información y crearon mapas de intensidad con lo que se pudo identificar zonas de alta actividad.
22/07/2018
07:04
Jorge Cano
-A +A

Se realizó en Querétaro el primer experimento en América Latina para mejorar la movilidad de carga de mercancías por parte de Logistix-Lab del Instituto Mexicano del Transporte (IMT).

El experimento se realizó en un kilómetro cuadrado del centro histórico donde se determinó a través de análisis de Big Data, qué bahías de carga y descarga eran las más funcionales, cuáles no funcionaban y dónde se requerían nuevas zonas, explicó Gastón Cedillo director técnico de Logistix-Lab.

A través de esta planeación empresas como Jumex, Bonafont, Heineken y Bimbo lograron disminuir sus tiempos para abastecer negocios, redujeron sus recorridos y su consumo de combustibles, dijo. A su vez disminuyó la congestión en la zona al tener menos vehículos de carga, aseguró.

La planeación del proyecto se inició hace dos años en colaboración con diferentes instituciones como la Universidad Tecnológica de Eindhoven, el Tec de Monterrey, el Instituto Municipal de Planeación de Querétaro, la Embajada del Reino de los Países Bajos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Artículo
Tuvimos acercamiento con la SCT, afirma
El Colegio de Ingenieros busca  eliminar tráfico El Colegio de Ingenieros busca  eliminar tráfico

Este año, las empresas Jumex, Bonafont, Heineken y Bimbo compartieron información de los negocios a los que surten, las cantidades, horarios y rutas, para realizar un análisis, relató.

“El primer gran logro del proyecto fue hacer que las empresas compartieran sus datos de logística”

Los analistas del IMT examinaron la información y crearon mapas de intensidad, con lo que se pudo identificar las zonas de más alta actividad para el movimiento de mercancía y determinar las mejores bahías de carga y descarga, explicó.

“El segundo logro fue poner en marcha mecanismo tecnológicos para definir cuáles eran las mejores localizaciones de esas bahías y que rutas deben tomar las empresas para abastecer sus productos”.

En la zona existían 21 bahías de carga y descarga, las cuales se clasificaron a través del análisis en Bahías A, B y C dependiendo de su importancia. Luego, se establecieron nueve bahías de carga y descarga adicionales donde se identificó que eran necesarias, según el análisis de los datos, dijo.

Se informó a las empresas que fueron analizadas de las nuevas bahías y de las mejores rutas y se monitoreó cómo las empresas abastecen a las tiendas que están en la zona.

Comentarios