Desalojan a familias de predio irregular en El Marqués

Familias asentadas en un predio cercano al Segundo Barrio de Dolores, en El Marqués, fueron desalojados por la fuerza pública
El Marqués, Familias, Desalojo, Querétaro, Fuerza Pública, Barrio de Dolores
La Policía Municipal llegó apoyada de grúas y perros para retirar alrededor de 400 familias, la mayoría son indígenas que provienen de otros municipios. (DOMINGO VALDEZ. EL UNIVERSAL)
22/06/2017
04:07
Domingo Valdez
-A +A

Familias asentadas en un predio cercano al Segundo Barrio de Dolores, en El Marqués, fueron desalojados por la fuerza pública, que apoyada de grúas y camiones procedió a retirar las casas.

La Policía Municipal llegó al asentamiento irregular para apoyar a la autoridad en el cumplimiento de una orden de desalojo, presuntamente por parte del dueño del terreno.

Al menos 50 hombres, con el rostro cubierto y con dos perros de la raza pit bull estaban en el lugar, mientras los habitantes del asentamiento pedían a los uniformados que les dejaran pasar por sus pertenencias.

Una mujer, quien prefirió guardar el anonimato, explicó que al predio llegaron hace tres meses, aproximadamente, luego de que fueron desalojados de otro terreno, también en El Marqués.

Apuntó que en la zona viven muchas familias indígenas provenientes de otros municipios del estado y que, al igual que ella y su familia, no tienen a dónde vivir.

En el lugar, además de la fuerza pública, se encontraba un representante del ayuntamiento, quien trataba de negociar con los desalojados.

Algunos de los afectados por la movilización eran vecinos del Segundo Barrio de Dolores, pues la avenida que conduce a su localidad, en la parte de atrás del fraccionamiento El Mirador, estaba cerrada por la policía, quienes no dejaban pasar a nadie.

Un hombre, a bordo de una camioneta color café, mostró una credencial que lo acreditaba como personal de la Fiscalía General del estado, a quien los policías dejaron pasar.

Luego de unos minutos, los hombres con el rostro cubierto avanzaron hacia el predio. Detrás de ellos ingresaron algunas grúas de arrastre de automóviles, sin que los vecinos supieran para qué eran esas unidades.

Algunos de los afectados señalaron que el predio está asentado en tierras federales y que no tiene dueño, así como que en el mismo viven alrededor de 400 familias de escasos recursos.

“Ya tenemos cuatro meses. Ahí no se vendió nada, nosotros nos metimos ahí porque sabemos cómo está la movida. Nosotros somos desalojados de El Mezquital y nos venimos para acá. Hay gente viviendo ahí, en las casitas”, apuntó un hombre.

Otro de los afectados indicó que en el sitio hay algunos locales comerciales y gente que busca tener un pedazo de tierra.

La policía exhirtó a los desalojados para que no ingresaran al lugar y conservaran la calma, sin que se registraran incidentes mayores.

Comentarios