Las flores, un detalle inmemorial

Metrópoli 22/06/2014 00:14 Actualizada 03:30

Un detalle infalible para cualquier ocasión. En arreglos, docenas o sencillamente una, las flores no pierden su encanto, y el regalarlas se ha convertido en un acto tan antiguo y a la vez romántico, que ha logrado sobrevivir a una creciente era virtual, donde cada vez es más difícil cultivar relaciones “cara a cara”.

Esta costumbre universal también tiene su protocolo. No es igual obsequiar flores para un aniversario de bodas que para un cumpleaños. Ni para celebrar la llegada de un nuevo ser que para sorprender a una novia a punto de llegar al altar.

La Florería Monarca desde hace 10 años ofrece su gran variedad en el Centro Histórico queretano. Ubicada en el número 6 de la calle de Pino Suárez, es un recurrido sitio para quienes necesitan un obsequio para una ocasión especial.

Hay para todo. Para festejar un aniversario de boda (o de noviazgo), nada mejor que las rosas rojas, símbolo del amor y la pasión.

Una buena opción es elegir el número de flores que compondrán el ramo en función de los años que se celebran.

Al respecto de las recurridas rosas, en el estado se cuenta con la comunidad El Organal, productora de flores, especialistas en el cultivo de rosas, ubicado en el municipio de San Juan del Río, compuesto por 70 hectáreas, donde trabajan entre 5 y 6 personas por hectárea, que surte a cientos de florerías de estados del norte, centro y sur del país.

Si quiere tener un detalle “porque sí” con la pareja, para celebrar un éxito en su carrera o para animarla en tiempos difíciles, se recomiendan las violetas, que con su aroma llenan de vitalidad y optimismo.

Si se desconoce cuáles son las flores preferidas de una madre para su cumpleaños, los lirios serían una buena opción, símbolo de pureza y amor incondicional.

Finalmente, cualquier motivo es válido para obsequiar flores, que se convierten en el detalle perfecto.