Migrantes de SJR no quieren volver

Metrópoli 22/05/2014 01:04 Actualizada 08:26

Migrantes originarios de San Juan del Río han decidido retornar al municipio únicamente para llevarse consigo a sus familias a radicar a Estados Unidos para no regresar más; estos casos se registran en comunidades como Santa Lucía, La Corregidora y Vaquerías.

En la comunidad de La Corregidora cerca de 20 familias radican actualmente en Estados Unidos; luego de varios años de trabajar en este país, los jefes de familia han decidido apoyar a madres e hijos para que puedan cruzar la frontera, aseguró el subdelegado de la localidad, Rogelio Rivera Piña.

Además de las 20 familias de La Corregidora, otras 25 personas viven en Estados Unidos y han sido pocas las veces que han retornado a San Juan del Río a visitar a sus familiares, según refiere el subdelegado.

Rogelio Rivera reconoció que este año ha disminuido considerablemente el flujo migratorio en esta localidad, pero también han sido contados los migrantes que retornan y, si lo hacen, es únicamente para buscar las alternativas necesarias para llevarse consigo a hijos y esposas.

“Hay personas que tardan años en regresar a ver a sus familias. Últimamente es difícil para ellos retornar e incluso traer dinero a sus familias, la necesidad les ha obligado a irse, muchas llevan años en Estados Unidos, se han ido con sus familias”, comentó el subdelegado de La Corregidora.

En Santa Lucía la tendencia migratoria es similar a la de otras localidades; familias completas se han marchado a Estados Unidos y pocas veces vuelven a su lugar de origen, refiere el delegado, Ismael Anaya Uribe.

En esta localidad se sabe de 30 familias que han emigrado definitivamente sin motivo aparente para retornar a Santa Lucía; los jefes de familia han formalizado su estancia en Estados Unidos y para ellos ha sido más fácil radicar con hijos y esposas.

“La mayoría de las personas que eran ilegales han conformado una familia en Estados Unidos, han retornado para llevarse a algún pariente y quedarse por allá definitivamente”, explicó el delegado de Santa Lucía, quien refirió que esta situación dificulta también emprender acciones concretas para beneficio de la localidad con el apoyo de todos los paisanos.

En este sentido, el programa Tres por Uno ha fracasado en algunas comunidades con alto flujo migratorio debido al temor de los sanjuanenses a proporcionar sus datos para aportar en este esquema tripartita de apoyo a sus comunidades: “Los migrantes tienen miedo a acercarse a algún consulado, a tratar de conformar un comité para este programa, piensan que los van a investigar y los van a sacar de Estados Unidos”, detalló el delegado de Santa Lucía.

Genaro Gachuzo, delegado de la comunidad de Vaquerías, coincide en que aunque este año ha disminuido la actividad migratoria en la localidad, cada vez son más migrantes los que retornan para llevarse a sus familias.

La autoridad auxiliar refirió que los jóvenes emigran desde los 17 años de edad y transcurren varios años para que puedan regresar; algunos logran obtener visas de trabajo por lo que su paso a Estados Unidos es mucho más fácil. En todos los casos, mejorar las condiciones de vida es la primera causa por la que los sanjuanenses deciden migrar y más tarde intentar llevarse a sus familias consigo.