Detienen pipa en chupaducto

Metrópoli 22/02/2013 18:22 Actualizada 18:23

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Corregidora lograron el aseguramiento de una pipa, con capacidad para 35 mil litros, en la comunidad de San Antonio Calichar que estaba a punto de iniciar el llenado de combustible diésel de una toma clandestina localizada hace un mes y medio.

Los elementos de la policía municipal, al realizar un recorrido de vigilancia por la mencionada comunidad, lograron observar una pipa en la mitad de un campo de cultivo por lo que procedieron a revisar el área, además de solicitar refuerzos para el posible aseguramiento de la unidad al sospechar que se estaba cometiendo el robo de combustible.

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública Municipal,  Ángel Rangel Nieves este aseguramiento no dejó personas detenidas pero lograron evitar la ordeña del ducto de Pemex que cruza por esta comunidad.

“Se pide el refuerzo, se llega a este lugar y se asegura este camión junto con equipo para hacer la ordeña de los ductos, mismo que está a menos de 50 metros de la zona en donde está el camión junto con las válvulas, por lo que es evidente que estaban a punto de empezar a cargar, Los responsables de esta ordeña, al momento de detectar a las unidades, se dan a la fuga dejando todo el equipo en el lugar”.

En el lugar se pudo encontrar mangueras para la ordeña del ducto de PEMEX por donde se transporta combustible diésel, mismo que ya tenía los coples de conexión para realizar el llenado del tanque cisterna con capacidad de 35 mil litros, que de acuerdo con el titular de seguridad de la demarcación no cuenta con reporte de robo por lo que se presume fue robado en otro estado, y cuenta con matrícula para el servicio público federal.

La pipa presenta los rótulos de Logística Líquida S.A. de C.V., en el lugar también fue asegurada la ropa de los huachicoleros, junto con las herramientas que utilizaron para conectar los acopladores de suministro para llenar la pipa.

Al lugar también se presentó el subdirector de la Unidad Estatal de Protección Civil, Adrián Cázares, quien aseguró que esta toma clandestina no pone en peligro a la población pues se encuentra localizada lejos de los asentamientos habitacionales, y se descartó el riesgo de explosión a pesar de la forma insegura con la que se trataba de llenar la pipa.

Este es el quinto aseguramiento en el municipio de Corregidora en lo que va del año, de los cuales se ha puesto a disposición del ministerio público federal a 7 personas y el mismo número de vehículos.