Fogones ecológicos ayudan a la economía y a la salud

21/08/2012
04:05
-A +A

Además de ahorrar, 200 familias del municipio de Querétaro que fueron beneficiadas con fogones ecológicos, evitarán daños en las vías respiratorias.

Casi el 98% de las familias que se encuentran en las comunidades de la delegación de Santa Rosa Jáuregui, Carrillo Puerto y Epigmenio González, cuentan con una estufa para preparar sus alimentos; sin embargo, usan de manera alternativa los fogones con el objetivo de ahorrar en la utilización del gas LP.

La utilización de fogones al aire libre llega a ocasionar diversos daños a la salud, principalmente en las vías respiratorias.

De acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS), aproximadamente la mitad de la población mundial (tres mil millones de personas) quema leña, estiércol, carbón y otros combustibles tradicionales dentro de sus hogares para preparar alimentos, calentar agua y para calefacción.

La mala ventilación y la combustión ineficiente de estos combustibles generan un humo gris y espeso que satura el aire, lo que hace insoportable respirar. Además, las paredes y techos se cubren de hollín que se está respirando diariamente.

El Departamento de Desarrollo Integral, a cargo de Omar Acosta Aguilar, llevó a cabo la implementación –por primera vez en el municipio de Querétaro- de fogones ecológicos. Estos fogones utilizan sólo algunas varas para su funcionamiento y no generan humo tóxico que afecte la salud de las familias.

Acosta Aguilar mencionó que con estas herramientas “evitamos que muchas familias ya no usen el fogón abierto que es con leña, y que la gente deje de respirar el humo”.

El jefe del Departamento de Apoyo a la Vivienda del Municipio, Fernando Moreno, explicó que en las diferentes comunidades y algunas zonas rurales del municipio el fogón se “ocupa más tiempo que la misma estufa del gas; el fogón, por el precio del gas, (pues) a ellos (las familias) se les hace más fácil conseguir la leña para el fogón”.

Dijo que derivado de las entrevistas que se han hecho a las familias, se conoce que utilizan los fogones para “calentar las tortillas, para hacer los frijoles, para los alimentos que llevan más tiempo de cocción”, mientras que la estufa es utilizada para la preparación de alimentos que tienen que tener más controlado el fuego, “para algo más fino como, por ejemplo, hacer un huevo”.

El proceso de selección de las familias se llevó a cabo sobre una base de 383. Luego de revisar sus situación y analizar sus condiciones de vida y necesidades. Después de esta primera selección quedaron 308 familias a las que se les otorgará el fogón ecológico. Sin embargo, fueron 200 familias, finalmente, las que más urgencia tenían para la entrega de los fogones.

El jefe del Departamento de Apoyo a la Vivienda del Municipio explicó que esta herramienta tiene como principal objetivo el ayudar a evitar las enfermedades de las vías respiratorias.

Este artículo costó al municipio la cantidad de 2 mil 100 pesos cada uno. Consiste en una cámara de combustión interna que ayuda a que el humo sea canalizado hacia el exterior y ya no lo respire el ciudadano.

Esta es una estufa ecológica, que tiene una capacidad de almacenaje de leña muy chico, y se llega a remplazar el carbón por pequeñas varas de árboles.

Fernando Moreno explicó que hay en colonias como Rancho Menchaca, en la periferia de la delegación Epigmenio González, en las que se ha detectado que las familias también utilizan habitualmente el fogón como alternativa al gasto económico que puede significar la compra de un tanque de gas LP.

Señaló que en las casas de zonas urbanas donde se ha detectado la construcción de fogones, obtienen un ahorro que se refleja en la frecuencia de la compra de un tanque de gas, ya que al usar de manera alternada la estufa y el fogón, el tanque llega a tener una duración “de dos a tres meses y si solo estufa mes y medio”.