El peregrinar debe ser todos los días

Metrópoli 21/07/2014 00:02 Actualizada 08:38

“Hay que peregrinar todos los días y no sólo una vez al año, hay que ser peregrinos de corazón” dijo el obispo de la diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez a los más de 40 mil peregrinos que se concentraron en la explanada de la Basílica de Guadalupe, a quienes también agradeció el fervor y la pasión mostrada hacia la “Virgen morena”, figura que provoca que año con año se vea esta multitud.

Durante la eucaristía, el Obispo recordó la parábola del trigo y la cizaña, la cual, mencionó, debe ser recordada por los peregrinos.

Aseguró que si cada peregrino ahí reunido, predica con el ejemplo, siempre con paz, amor y armonía, este país sería diferente. “Debemos empezar por nosotros mismos hermanos, si nosotros sembramos trigo en casa con nuestros vecinos, en nuestro trabajo y en nuestro pueblo, la cizaña, el mal no tendrá cabida”, continuó el presbítero.

Mientras la misa se realizaba, el agotamiento empezó a cobrar las primeras víctimas, sobre todo en las mujeres, que ya tenían más de siete horas de haber llegado caminando a la Basílica. Se atendieron en el lugar a tres señoras que presentaron signos de cansancio, deshidratación, además de ámpulas en los pies.

“Esto es de siempre, pero ahorita la recostamos, le damos electrolitos y calmantes, con eso se recupera”, explicó uno de los paramédicos que se llevó a las mujeres a un hospital ambulante.

“Esto que hacen es un verdadero acto de fe, debe ser ejemplo para las siguientes generaciones, deben contagiar esto a su familia, que es la base de la sociedad, sólo así tendremos un lugar mejor para dejarle a los pequeños”, detalló el obispo Faustino, luego de darse cuenta de que algunas mujeres eran atendidas.

Al final, el departamento de comunicación social de la Basílica de Guadalupe dio a conocer que sólo durante este domingo, acudieron más de 100 mil peregrinos al recinto religioso, convirtiéndose esta caminata número 124 de la diócesis de Querétaro, como la más grande en todo el año, seguida por la de Toluca y Puebla.

El primer contingente llegó a las 5 de la mañana y era compuesta por dos mil ciclistas, quienes a las 6 de la mañana tuvieron su misa, después a las 9 de la mañana llegaron 19 mil mujeres caminando, quienes tuvieron su misa a las 11 y en punto de la 1 de la tarde, el contingente más grande de peregrinos, la cual estaba compuesta por 30 mil hombres, arribo al lugar para tener su misa en punto de las 5 de la tarde.

Los organizadores del evento reportaron saldo blanco y se contabilizaron un total de 15 personas que requirieron atención médica, pero nada de gravedad.

Temas Relacionados
peregrinar debe ser todos los días