Excluyen a electromecánicos

Metrópoli 21/06/2014 00:10 Actualizada 03:30

Ricardo Jiménez Cataño, presidente de la Unión Nacional de Constructores Electromecánicos (UNCE), advirtió que el sector ha solicitado información sobre la reforma energética sin obtener respuesta al respecto.

Presente en la tercera convención de la organización, celebrada en San Juan del Río, Ricardo Jiménez dijo que los constructores electromecánicos son uno de los sectores mayormente interesados en la reforma energética, por ello la importancia que se retroalimenten de las propuestas que se han planteado a través de las leyes secundarias, aún sin aprobar.

“Nosotros no estamos participando directamente de las decisiones que se toman respecto a la reforma energética y el resultado de lo que se ha informado no es del todo convincente para los constructores electromecánicos”, dijo el líder de la UNCE.

Agregó que inicialmente la reforma fiscal ha afectado al sector electromecánico, debido a la eliminación de deducibilidad de impuestos en algunas prestaciones laborales, asumiendo el sector el costo que representa mantener las nóminas sin los incentivos fiscales anteriores.

Ahora, el gremio teme una nueva afectación en caso de que la reforma energética no genere las condiciones para que la industria nacional crezca o participe en los grandes proyectos nacionales.

“Estamos asumiendo los costos de la reforma fiscal, porque no vemos un incentivo, no hemos eliminado prestaciones pero algunas empresas han cerrado, por eso esperamos que la reforma energética nos beneficie y no nos afecte”.

La UNCE ha planteado propuestas para la reforma energética, orientadas a agilizar los proyectos nacionales energéticos, como mayor son tener homogeneidad en el servicio brindado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero hasta el momento no se ha dado respuesta a éstos, reiteró Ricardo Jiménez.

De acuerdo con el presidente de la UNCE, han hecho falta las consultas ciudadanas para que otros sectores involucrados en el tema energético puedan proponer ideas para perfeccionar dicha reforma, por lo que se corre el riesgo de que las leyes secundarias sean aprobadas con huecos legales.

Agregó que actualmente el gremio de los electromecánicos atraviesa por un periodo crítico que podría agravarse si los cambios a las leyes en la materia no generan condiciones para hacer crecer a las industrias nacionales.

Y es que aseguró que actualmente en 17 estados se ha caído la actividad electromecánica desde el arranque del presente sexenio, debido a la falta de obra pública de la que dependen industrias del rubro.