Emigran sanjuanenses para estudiar

Metrópoli 21/02/2013 14:51 Actualizada 17:20

La falta de rampas de acceso en edificios públicos e instituciones educativas, ha ocasionado que 6 discapacitados de San Juan del Río “emigren” a la ciudad de Querétaro en busca de oportunidades de preparación.

Diariamente, los discapacitados esperan afuera de presidencia municipal para abordar una camioneta  deteriorada con el uso constante, que les fue donada por el ayuntamiento en la pasada administración; en la cual se trasladan a la capital para recibir clases en el Centro de Estudios Tecnológicos, Industrial y de Servicios (CETIS)  plantel 105.

El CETIS, asegura Anel López, una de las integrantes del grupo, cuenta con las instalaciones adecuadas para ellos y con profesores capacitados para brindarles la educación que requieren, con ello esperan obtener un certificado de estudios que  les abra las puertas al sector laboral.

“Esta escuela cuenta con un aula especial que construyó el gobierno para discapacitados, aquí docentes calificados nos ofrecen el bachillerato  porque incluso  hay un compañero que  es cuadripléjico y  se le ayuda para que pueda aprender, somos 15 estudiantes”, refirió.

Anel espera obtener su certificado de nivel preparatoria para encontrar una fuente laboral, aunque las esperanzas son pocas, pues desde hace 20 años que se encuentra en silla de ruedas, han sido nulas las oportunidades de empleo  para ella.

Desde hace 4 años que se encuentra operando  el aula especial en  el CETIS, destinada a brindar enseñanza  a personas con  alguna discapacidad;  los sanjuanenses aseguraron haber acudido a instituciones  del municipio, pero las zonas de acceso para sus  sillas de ruedas son  deficientes y su ingreso a los salones de clase prácticamente era imposible.

Juan Maldonado y Jesus Pichardo, también sufrieron accidentes automovilísticos que cambiaron sus  vidas; desde entonces no se han dado por vencidos y a pesar de carecer de oportunidades laborales, han decidido estudiar su bachillerato  en el Cetis  105 y seguir tocando  puertas en las empresas

“Si hay empresas que sean socialmente responsables no lo sabemos, porque fuentes laborales no  hay, en la Fundación  Bertha O. de Osete nos  brindan  fuentes de trabajo pero es  muy pesado para nuestras condiciones,  en el resto de las empresas no hay oportunidad” coincidieron.

Actualmente, los discapacitados cuentan con el apoyo de la Fundación Fabi que les ha dado la oportunidad de estudiar, para que luego de prepararse puedan a su vez brindar educación a más personas  en sus mismas condiciones