Franeleros invaden estadio

Metrópoli 20/08/2012 00:51 Actualizada 00:51

Ya es costumbre que durante el torneo de la liga de futbol, alrededor de 40 personas trabajen afuera del estadio La Corregidora. Les llaman franeleros y se ofrecen a cuidar los coches de quienes asisten al partido de los Gallos Blancos de Querétaro.

Los franeleros explican que llegaron a un acuerdo entre ellos para distribuirse los lugares de las calles para estacionar autos. Los sitios son terrenos que no pertenecen al municipio o al Estadio.

Los propietarios de la zonas cobran a los “viene-viene” 10 pesos por cada auto que se estacionan en sus terrenos, por lo que los franeleros se ven en la necesidad de cobrar 30 pesos por cada auto que acomodan y resguardan durante tres o cuatro horas aproximadamente.

Doña Josefina de 68 años, es franelera y empleada doméstica, desde 1986 trabaja afuera del estadio acomodando autos durante los partidos de la liga de futbol.

Ella no pone tarifa, les dice a sus “clientes” que es cooperación voluntaria y recibe en promedio 300 pesos por los 15 autos que cuida.

“Llevo aquí desde que el Estadio abrió, cuando fue el mundial, antes que no estaba cerrada esta parte”, (se refiera a la zona aledaña al CRIT que se encuentra con malla ciclónica). Ella acomodaba cerca de 50 coches, pero ahora que ha aumentado el número de franeleros, sólo tiene lugar para 15 o 20 coches, con lo que gana aproximadamente 300 pesos cada que hay por partido.

José Juan tiene 17 años y acomoda autos en el lote de acceso al estadio —por avenida Luis Vega y Monrroy—. A sus clientes les cobra 30 pesos por adelantado y les cuida sus coches el tiempo que dure el partido.

“Llegue aquí por un amigo que también chambea en esto. Es una lana que nadien me regala, y pos la uso en lo que quiero. Me compre mi celular en una sola semana y pos lo demás lo guardo para ayudar a mi jefa que pos lava ajeno pa’ mantenernos”, dijo.

Algunos usuarios de este servicio desconocen que existen diferentes estacionamientos que rodean el Estadio Corregidora y en donde cobran también 30 pesos. Además, estos lugares les dan a los usuar   ios un boleto que incluye un seguro de responsabilidad limitada a los propietarios de los autos.

Algunos de los automovilistas prefieren dejar sus autos en esa zona para poder salir más rápido del “Coloso del Cimatario”.