En un día se triplicó número de peregrinos

20/07/2015
02:25
-A +A

El Templo de la Congregación, ubicado en el Centro Histórico de la capital queretana, fue el punto de partida de tres mil fieles católicos que emprendieron rumbo a la Basílica de Guadalupe en la ciudad de México, ello como parte de la edición número 125 de la tradicional peregrinación que reúne a miles de fieles de muchos rincones del estado de Querétaro, amalgamando hasta ahora 10 mil peregrinos, gracias a las incorporaciones que se fueron realizando a lo largo de trayecto al Tepeyac.

Jaime Rojo Rojo, presidente de la Asociación de Peregrinos a Pie de Querétaro Tepeyac, expuso que este año esperan un incremento en el total de peregrinos que arriben a la Basílica de Guadalupe, recordando que el año pasado fueron 30 mil fieles que participaron en este tradicional acto de fe.

“Este año esperamos que lleguen a la Basílica 34 mil peregrinos, aunque dos mil o tres mil más, creo que sería un buen número. Además tengo que decir que aumentó el número de grupos, vienen dos nuevos grupos y se trata del decanato de San Juan del Río y del decanato de la Sierra de Querétaro, de Arroyo Seco y Guadalupe Septién”, expuso Jaime Rojo al advertir que se cuenta igualmente con la presencia de creyentes de los estados de Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Estado de México.

Fue en punto de las cuatro de la mañana de este domingo cuando parte del contingente de peregrinos varones se aprestaban a escuchar la primera misa del día, oficiada por el sacerdote Javier Bocanegra, director espiritual de la peregrinación, quien aprovechó la ocasión para asegurar que el santuario no solamente es un lugar físico, sino todo momento donde se puede vivir la presencia de Jesucristo y la Virgen María.

“No podemos pensar que la meta solo es llegar a la Basílica. La meta es vivir todos los días como buen cristiano, vivir el evangelio”, apuntó el eclesiástico al advertir que la mejor peregrinación es la que se vive y se realiza durante todos los días, al tiempo que afirmó que “cada peregrinación sirve a los fieles para ser mejores cristianos”.

“En esta peregrinación aprendemos a ser cristianos. Por eso decimos que es como un retiro, aunque parece contradictorio, Jesús nos ha traído a descansar durante estos ocho o más días, por eso decimos que la peregrinación es una escuela porque nos enseña el valor de la eucaristía” dijo el párroco.

Asimismo, el padre Javier Bocanegra Morales hizo un exhorto a los fieles reunidos en el Templo de la Congregación para incorporar de manera permanente el buen hábito de rezar, “acto que muchas veces se minimiza y olvida, así como el hecho de valorar las cosas esenciales de la vida”.

“Aprendamos a rezar el rosario. Durante el año, poquísimas veces rezamos las cuatro partes del rosario. Estos días aprendamos el valor del sacrificio, la penitencia, la austeridad, a vivir con lo esencial”, señaló el director espiritual de la 125 peregrinación.

Al finalizar la misa minutos después de las cinco de la mañana, los grupos de peregrinos reunidos en el Templo de la Congregación comenzaron su camino hacia la Noria, en el municipio de El Marqués, lugar donde el Obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, oficiaría la Novena y la celebración de la Eucaristía.

“Para el que realmente ha entendido y ha experimentado el encuentro con Jesús, evangelizar es una alegría, no es un agobio. Evangelizar es tarea prioritaria, en el trabajo, en una peregrinación como esta, en las relaciones sociales con los demás, en los esfuerzos que nosotros hacemos por impulsar alguna obra buena”, enunció el Obispo de la Diócesis, quien pidió a los fieles católicos a realizar un trabajo de misionero, llevando a cabo la importante y esencial tarea de evangelizar

En este sentido, el prelado reiteró el llamado que hace Jesucristo para descansar espiritualmente en él, descargando agobios, tristezas y aflicciones, por lo que aseguró que el reto del católico a día de hoy es brindarle un tiempo a Dios, a través de la reflexión y la oración.

“Todos tenemos mucho que hacer, todos tenemos una agenda diaria para ganar un sustento con dignidad para ocuparnos día con día, para buscar caminos de justicia y no de opresión para los demás, sin embargo en esa agenda el señor te invita a descansar. Si asumimos el reto que nos hace Jesús, que nos invita a descansar, hay que hacerlo diariamente en nuestra casa en un espacio de oración. Es necesario buscar a Jesús en medio de las rutinas de nuestra vida” puntualizó.