Cadereyta evidencia falta de policías

Metrópoli 19/07/2014 00:36 Actualizada 10:47

Sólo 80 elementos de seguridad pública son los que custodian el municipio de Cadereyta de Montes, reconoció el presidente municipal Rodrigo Mejía Hernández.

El edil recalcó que dicha demarcación está conformada por 243 comunidades rurales. A cada agente policiaco le corresponde la vigilancia de al menos tres poblados todos los días, por lo que la necesidad de más uniformados es urgente, aseveró el munícipe.

La falta de cobertura policial de una manera más eficiente y oportuna provoca que muchas zonas del municipio se vuelvan inseguras, por lo que es necesario al menos duplicar el número de efectivos policiacos, aseveró el alcalde.

Para hacer un contraste de la realidad que vive este municipio de la zona del semi desierto queretano, Rodrigo Mejía resaltó en el ayuntamiento colindante de Ezequiel Montes existen 40 policías para resguardar a un total de 20 comunidades, por lo que en cada poblado hay al menos dos agentes de seguridad pública.

“Es muy claro que nos falta cobertura en este sentido, pero la realidad es que es un tema de presupuesto. Tenemos a un policía para atender a tres comunidades, evidentemente no es suficiente”, indicó.

Cabe recordar que esta misma semana la Procuraduría General de Justicia (PGJ) encontró justamente en el municipio de Cadereyta el cuerpo del joven universitario Jesús Almaráz, quien —luego de permanecer en calidad de desaparecido durante casi un mes— logró ser recuperado por integrantes de la Dirección de Investigación del Delito (DID). El universitario fue ultimado por un vecino de Cadereyta.

Apoyan a familiares

Al respecto el alcalde de Cadereyta aseguró que la persona que asesinó al joven y que se entregó esta semana de manera voluntaria en la comisaría municipal, es una persona reconocida por la comunidad, inclusive resaltó que ambos fueron juntos a la escuela secundaria y tenía de él una buena opinión.

En ese contexto, Mejía Hernández aceptó que los habitantes de Cadereyta vivieron los últimos 30 días sumergidos en una paranoia colectiva, la cual afortunadamente ya terminó.

Reveló que en días pasados recibió llamadas a su número particular de presuntos grupos delincuenciales, los cuales intentaban “sacar provecho” del caso del estudiante universitario Jesús Almaráz.

A pesar de que la familia de Jesús aún no acepta plenamente los resultados que aportó la PGJ sobre este caso, el presidente municipal reiteró el apoyo a los papás y a los hermanos del joven universitario, para cualquier gasto que se derive de este lamentable suceso.

Temas Relacionados
Cadereyta evidencia falta policìas