Llaman a defender la justicia social

19/02/2014
12:03
-A +A

De acuerdo con el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ), Miguel Nava, la justicia social debe prevalecer en todos los sectores de la población, sin embargo, son los indígenas y migrantes quienes constantemente son objetos de violación a sus derechos humanos, principalmente de discriminación por su condición.

Resaltó que aunque en el estado existe un respeto aceptable de los derechos humanos por parte de las diferentes autoridades, es una entidad que no está exenta de que sucedan violaciones de este tipo, sobre todo a estos dos grupos que se encuentran en vulnerabilidad.

“Son afectados por la delincuencia y también por distintas autoridades, pero desafortunadamente la falta de conocimiento en la materia en derechos humanos hace difícil que ellos puedan acceder a esta institución para que se protegen sus derechos”, refirió.

En el caso de los indígenas, refirió Nava, estos son constantemente objetos de maltrato por diferentes tipos de autoridades, al no respetar su condición de vulnerabilidad y cuando son objeto de alguna averiguación previa, no pueden acceder a un traductor.

En este sentido, dijo, la defensoría trabaja en tener cercanía con ellos, con la realización de brigadas en comunidades indígenas, sobre todo en los municipios de Amealco y en Tolimán, así como en aquellos municipios donde exista comunidad indígena.

“Nosotros generamos un difusión y promoción de los derechos humanos y lo que tiene que ver con la dignidad de las personas para evitar quejas, es lo que estamos haciendo a efecto de dar a conocer los servicios de esta institución, y que si tienen algún tipo de queja la hagan saber”, comentó.

En el caso de los migrantes, Miguel Nava, informó que la Defensoría se ha percatado de situaciones de violación de los derechos humanos a través de quejas de casas de migrantes, principalmente de extorsión por parte de las autoridades municipales.

“El tema de extorsión lo hemos tenido en Pedro Escobedo, Tequisquiapan y San Juan del Río, sin embargo, no podemos acreditar propiamente la violación de derechos humanos porque van de paso pero al menos tenemos un llamado de atención de las casas de migrantes”, comentó.

Asimismo, refirió que existe un grupo de trabajo dentro de la Defensoría denominado “Red DH”, el cual se encarga de vigilar a los migrantes en tránsito, a su vez de tener coordinación con los distintos defensores de los derechos humanos en el país, y organizaciones gubernamentales.

Para avanzar en el tema de los derechos humanos y justicia social, Miguel Nava, refirió que es necesario que exista voluntad política y una política de gobierno que atienda y protejan de manera eficaz los derechos de los migrantes y de indígenas.

“Falta tener empatía social, porque es la misma sociedad la que discrimina con un trato indigno que se les es da cuando están buscando mejores condiciones de trabajado, de desarrollo, y que sucede cuando incluso los indígenas se acercan al centro de la capital a vender sus artesanías”, aseveró.

En lo que va del año, la Defensoría no ha registrado quejas por parte de migrantes o indígenas, sin embargo, en el 2013, se generaron dos por parte de indígenas, señalando como autoridad responsable a inspectores municipales de Querétaro.