‘Informes de gobierno deben criticarse’

Metrópoli 18/07/2014 00:47 Actualizada 03:30

El obispo de Querétaro, monseñor Faustino Armendáriz Jiménez, consideró que los informes de gobierno deben ser un ejercicio en el que la ciudadanía participe, además de que deben considerarse como un antecedente para atacar las necesidades más apremiantes de la sociedad: pobreza, educación y empleo.

Aseguró que los informes de gobierno deben reflejar aquello que han hecho los que ostentan el poder, mismos que deben informar con objetividad, de tal manera que le den la oportunidad a la ciudadanía de profundizar lo que informan, además de juzgarlos.

“La ciudadanía y todos los que vivimos, en el caso de un informe municipal en la ciudad, tenemos derecho a expresar con nuestra voz y actitud crítica, cualquier cosa que se exprese a través de un informe como los de gobierno”, señaló.

Sin embargo, aseveró, también la ciudadanía debe reconoce los esfuerzos que hacen los gobiernos por mejorar las condiciones de los ciudadanos, aunque agregó, todavía existe un sinnúmero de retos por afrontar y resolver por parte de las autoridades, sobre todo para una ciudad como Querétaro y su periferia.

“Lo que más me llama la atención, sin duda, es el tema de la educación, y si en verdad todos tienen un acceso real a una educación atractiva, que forme y que saque adelante a las familias”, expuso.

Y es que, dijo, actualmente se tienen preocupantes índices de pobreza en las familias, las cuales no avanzan pese a los subsidios que se les entrega, por lo que es la situación de marginación en las colonias más marginadas, es un segundo rubro que debe ser atendido.

“Otro factor es el empleo, vemos con dolor que hay familias que no tienen ni siquiera para progresar en sus viviendas. Creo que los informes tiene logros pero también debilidades y desafíos, por lo que es necesario mirar lo que se logra y lo que hace falta”, aseveró.

“Mil obras no bastan”

Ejemplificó que en el caso del informe de la capital queretana, se destacó la ejecución de mil obras, las cuales, consideró Armendáriz Jiménez, no son suficientes para disminuir las situaciones de dolor que pueden vivir las familias de la entidad.

“No es suficiente, hay que buscar caminos para que sea una atención integral, especialmente a las familias, yo insisto en el empleo y sin duda el tiempo de tres años es donde los gobiernos tienen que apurarse a realizar una tarea”, comentó.

Según el obispo queretano, una de las tareas fundamentales a las que deben enfocarse los gobernantes y las administraciones es al seguimiento de obras y acciones de los pasados gobiernos, de tal manera que no corten los proyectos que se han hecho con anterioridad, sino un seguimiento a aquellas situaciones que la ciudadanía ha considerado como buenas.

En cuanto a la llegada de los procesos electorales, la grey de la Iglesia católica conminó a los actores políticos, que hoy ostentan un cargo y una responsabilidad ante la ciudadanía, a no distraerse con cuestiones políticas: “Ellos tienen que seguir hasta el final en su tarea porque el pueblo les concedió su voto de confianza”, concluyó.