Historias tras años caminados

Metrópoli 18/07/2014 15:58 Actualizada 16:11

La entrega de medallas, por los años de peregrinar hacia la Basílica de Guadalupe, es un reconocimiento de fe muy importante para los peregrinos queretanos, quienes ven en este distintivo, el impulso para seguir su camino de fe durante muchos años más.

Sin embargo, el recibir las medallas, fue para muchos peregrinos,  un sinónimo de alegría, llanto, dolor y decepción, esto por la situación que atraviesan en estos momentos sus vida, donde el único consuelo es caminar con fe y devoción hacia  el cerro del Tepeyac.

Estos sentimientos se encuentran mezclados en Felipe Nieto García de 56 años de edad, originario del municipio de Querétaro y quien recibió de parte del Obispo de Querétaro, la medalla por 50 años de peregrinar.

De padres peregrinos, Felipe Nieto, comenzó su andar en esta manifestación de fe, a los seis años de edad, desde entonces, cada año acompañaba a sus padres en el peregrinar, hasta que hace 15 años, cuando fallecieron, entonces sus pasos se volvieron individuales.