Previenen a la población por temporada de calor

Metrópoli 18/06/2014 00:48 Actualizada 03:30

Con el fin de evitar los efectos causados durante la temporada de calor, la Secretaría de Salud del estado de Querétaro dio a conocer las medidas para proteger la salud de la población de los daños causados por el sol y las altas temperaturas, como: golpe de calor, deshidratación y quemaduras.

El golpe de calor es ocasionado por la exposición prolongada a altas temperaturas y provoca que el cuerpo no pueda mantener en equilibrio su temperatura. Los principales síntomas son: debilidad, dolor de cabeza, mareo, náusea y vómitos, además del aceleramiento de los latidos del corazón.

En casos severos se presenta piel roja, caliente y seca, pero no sudorosa; pulso acelerado y fuerte; confusión o pérdida del conocimiento; problemas para respirar; contracción involuntaria de los músculos. Puede ocasionar convulsiones, entrar en coma y daño cerebral.

La deshidratación ocurre cuando hay una pérdida excesiva de agua en nuestro cuerpo (al tener diarrea o sudoración abundante) y el consumo de líquidos es insuficiente. Los síntomas son: sed intensa, comportamiento inquieto o irritable, reducción de elasticidad en la piel, ojos hundidos. En casos más graves: lengua seca, extremidades frías y húmedas, pulso rápido y débil, presión arterial baja o no detectable.

Las quemaduras solares son reacciones agudas y visibles de la piel que ocurren tras la exposición al sol o a otro tipo de luz ultravioleta. La intensidad de la quemadura depende de factores como el tiempo de la exposición, clima y tipo de piel. En esta época, las altas temperaturas ambientales favorecen la descomposición de los alimentos, aumentando con ello el riesgo de padecer enfermedades diarreicas.

Con el fin de proteger la salud de los queretanos la Secretaría de Salud dio a conocer las medidas preventivas. Para evitar un golpe de calor, quemaduras y deshidratación se debe evitar realizar ejercicio o actividad intensa entre las 11:00 a 15:00 horas bajo los rayos del sol; no es conveniente quitarse la camisa si siente calor y está al sol.